Los hijos de agricultores mexicanos ya no quieren trabajar el campo, ¿entonces quiénes lo harán?

Gustavo PinedaJueves, 11 de enero de 2018 16:44

shares
Derechos Humanos

La extrema pobreza, desaparición forzada y falta de educación son los principales motivos por los cuales los herederos del campo prefieren vender los terrenos de sus abuelos


Wilfrido Hernández, integrante de la Comisión Ejecutiva de la Coordinadora Nacional “Plan de Ayala” Movimiento Nacional (CNPA-MN) denunció que el futuro del campo mexicano será de menor abundancia en los cultivos debido a un nuevo fenómeno en las nuevas generaciones de los hijos de campesinos en el país.


A los jóvenes y herederos del campo mexicano no les interesa seguir la tradición, prefieren vender los terrenos en lotes porque no ven un futuro en la siembra para solventar y resolver los gastos familiares.


Wilfrido Hernández (izquierda) junto a Daniel Zúñiga (derecha) hacen un llamado a la manifestación de los sindicatos campesinos. (Foto: Cencos)

 

En entrevista para CC News, el integrante de la organización defensora de los derechos de campesinos más grande del país, aseguró que en los campos de cultivo existe un fenómeno de gradual de abandono a consecuencia de la falta de oportunidades para las nuevas generaciones de campesinos.


Los hijos y los nietos ya no quieren trabajar la tierra, ellos opinan que no se puede vivir de la siembra. Entonces buscan otras fuentes de trabajo como mudarse a las ciudades por temporadas para convertirse en vendedores ambulantes, trabajar en la albañilería, o en el peor de los casos unirse a la delincuencia organizada, donde ganan en un mes cuatro veces más en comparación con el esfuerzo de cultivar el campo.


Según el INEGI, un jornalero gana en promedio menos de 200 pesos al día. (Foto: Reuters)


Hernández detalló que una de las principales razones del abandono del campo en los jóvenes son los precarios pagos a los agricultores, la presencia del narcotráfico en las zonas rurales y la ausencia de educación en la regiones campesinas.


Nosotros tenemos equipos de productores en toda la república, ellos registraron que durante 2017 pagaron a 3 mil 400 la tonelada de maíz. Es el mismo precio del año pasado. Hoy estamos aquí exigiendo una mejoría en los pagos debido a los aumentos que establecieron a la tortilla y a la canasta básica. Son negocios que hacen los acaparadores y los industriales, no hay topes de pagos equitativos, pero sin avances para nosotros. Nuevamente la mayoría de los productores se quedaron sin ganancias, como siempre, nunca gana el campesino.

 

Hernández lamentó la falta de diálogo entre los sindicatos campesinos con el extitular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong. (Foto: CC News)


Según la organización, estiman que un 40 por ciento de los jóvenes podría vender los terrenos heredados por sus padres para solventar en la inmediatez problemas económicos, provocando un abandono de las tierras por culpa de la peor crisis agroalimentaria que sufren actualmente ejidatarios, campesinos y trabajadores del campo.


Esto ocurre en zonas muy específicas, como los estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Michoacán, donde hay jóvenes que no estudian ni trabajan por las pésimas condiciones para ofrecerles educación en zonas campesinas, donde la mayoría somos pobres, y por los trabajos mal pagados, producto de una mala política aplicada al campo.


Según el CNPA, los jornaleros ganan mínimo 8 dólares la hora en Estados Unidos, situación que provoca un fenómeno de migración masivo anualmente. (Foto: Reuters)


De acuerdo con estadísticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el tercer lugar a nivel América Latina con el mayor número de jóvenes sin estudios ni trabajo. Según el reporte Panorama de la Educación 2015, al menos el 25 por ciento de los mexicanos entre los 20 a 25 años de edad no tienen acceso a la educación y menos a oportunidades laborales.


Existe un buen porcentaje de jóvenes que sí buscan continuar la producción agrícola, pero a mediano plazo buscarán vender las tierras, y eso agravará la falta de producción de alimentos y la importación. Hacen falta políticas que fomenten la asociación en el campo con créditos baratos, subsidios y beneficios a los trabajadores.

 

Durante 2017, los intermediaros pagaron en 3 mil 400 pesos (168 dólares). la tonelada de maíz a los agricultores. (Foto: Reuters)


Daniel Zúñiga, vocero del CNPA-MN, detalló que el gris futuro del campo puede revertirse junto ahora, al ajustar el presupuesto de egresos, eliminando los beneficios a las empresas y con la atención adecuada a los sindicatos de campesinos que exigen un alto a la indiferencia gubernamental.


En conferencia de prensa, informó sobre un llamado a la movilización de unos 8 mil campesinos el próximo 15 al 19 de enero en la Ciudad de México para exigir la derogación de la Ley de Seguridad Interior, atención a los sindicatos campesinos, una mesa de trabajo con el nuevo secretario de Gobernación, la liberación de presos políticos, entre otras cosas.


Daniel Zúñiga, vocero del CNPA, detalló que unos 8 mil campesinos realizarán un plantón frente a la Segob. (Foto: CC News)

 

Zúñiga declaró que unas cinco a ocho mil personas se manifestarán este lunes 15 de enero, a las 10 de la mañana, del Ángel de la Independencia a la Secretaría de Gobernación para exigir una reunión con el nuevo titular, con la intención de entablar una conversación sobre las problemáticas que aquejan al gremio.


Además, una fracción caminará a las instalaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para exigir sea aprobado el proceso de inconstitucionalidad contra la Ley de Seguridad Interior, al asegurar que promueve el uso letal de las fuerzas de seguridad para reprimir las protestas pacíficas.


Podría interesarte:


Pese a proceso de paz, el asesinato de campesinos aumenta en Colombia

Campesinos prefieren mierda capitalina que agua limpia para sus cultivos

Campesinos usan de pretexto el conflicto con EUA para vender sus fresas en la calle


Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS