Así fue como Bermudas se convirtió en el primer país en abolir el matrimonio igualitario

Gustavo PinedaViernes, 9 de febrero de 2018 13:15

shares
Derechos Humanos

La población ultraconservadora, los políticos y la falta de presiones provocaron que las autoridades de la isla de Bermuda dieran marcha atrás a la legalización del matrimonio igualitario.


Las islas de Bermudas, uno de los asentamientos británicos en el continente americano más longevo, revocó la unión entre personas del mismo sexo después de legalizarlo debido a un fallo del Tribunal Supremo durante el pasado mayo. Así, se convirtió en el primer país del mundo en abolir el matrimonio igualitario.

 

Según la BBC, la principal razón por la cual abolieron las uniones entre personas del mismo sexo fue por el propio gobierno, una mayoría ciudadana que se muestra siempre a favor de la "vida", los derechos "naturales" y a una estrategia política orquestada por el ultraconservador Partido Laborista Progresista (PLP).


John Rankin, gobernador de Bermudas, es uno de los principales impulsores de la ley para prohibir el matrimonio gay en la isla. (Foto: Twitter)

 

John Rankin, gobernador de Bermudas, anunció este miércoles que vuelve a prohibir los matrimonios igualitarios al obtener una amplia mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado, dominada por el PLP. La nueva reforma, llamada Ley de Uniones Domésticas, sustituye al matrimonio gay para restringir las uniones entre personas del mismo sexo al interior de la isla y en territorio de altamar, sin embargo, respeta y reconoce los derechos conyugales a heredar y beneficios médicos de las parejas que lograron casarse durante el periodo de ley pasado.

 

Walton Brown, ministro del interior de Bermudas, celebró la prohibición (nuevamente) de los derechos a personas homosexuales.

El matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer, mientras que al mismo tiempo reconoce y protege los derechos de las parejas del mismo sexo.

La oportunidad de casarse entre personas del mismo sexo duró menos de un año en las Islas Bermudas. (Foto: Reuters)


Estos cambios tan repentinos obedecen a una presión de la sociedad conservadora de la isla británica. En el mes de mayo, tras el fallo del Tribunal, cerca del 60 por ciento de la población del país salió a las calles para manifestarse en contra del matrimonio igualitario, e incluso llevaron acabo un referéndum no vinculante para expresar su opinión negativa a las históricas peticiones de la comunidad LGBT.

 

En palabras de Brown, la mayoría manda en las decisiones de la isla, sin considerar a todas las voces. 

Esta ley tiene la intención de encontrar un equilibrio entre aquellos que en la isla creen que el matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer y a la vez reconocer y proteger los derechos de aquellos del mismo sexo.

Bermudas es una isla que depende de las decisiones de la corona británica y atiende sugerencias de la cámara de los comunes en el Reino Unido. En el panorama político inglés, la propia primera ministra británica, Theresa May, indicó que estaba “seriamente decepcionada" por la decisión de abolir el matrimonio en condiciones de igualdad.

Ese proyecto de ley ha sido aprobado democráticamente por el Parlamento de Bermudas, y nuestra relación con los territorios de ultramar se basa en la asociación y el respeto por su derecho al autogobierno democrático.

El Triángulo de las Bermudas, una zona magnética donde supuestamente desaparecen barcos y aviones, es una de las regiones preferidas por la comunidad LGBT para vacacionar. (Foto: Pinknews)


Aunque en la cámara de los comunes existió un acalorado debate para presionar a las autoridades isleñas a retroceder, los legisladores británicos culparon en primera instancia al secretario de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, tras no gestionar una medida regulatoria o advertencia en tiempo y forma, por anteponer sus creencias conservadoras.

 

Ty Cobb, director de la organización pro derechos LGBT Human Rights Campaign, condenó este retroceso que ataca directamente los derechos de la carta magna de la isla británica, que presuntamente, busca ofrecer certezas jurídicas a todos sus ciudadanos.

El gobernador Ranking y el Parlamento de Bermudas han convertido vergonzosamente a su país en el primer territorio del mundo en abolir la igualdad matrimonial. Esta decisión despoja a las parejas de mismo sexo del derecho a casarse y pone en peligro la reputación y economía internacional de Bermudas. A pesar de esta acción deplorable, la lucha por la igualdad matrimonial continuará hasta el día en que cada bermudeño tenga el derecho a casarse con la persona que ama. 

La comunidad LGBT de Reino Unido apoyó durante varios años a los colectivos de Bermudas. (Foto: Reuters)


Por su parte, Winston Godwin, un abogado local residente en Canadá que defiende distintos casos de la comunidad LGBT en la isla, lamentó la falta de sensibilidad de las autoridades. Godwin fue de los primeros activistas en alentar a Julia Saltus y Judith Aidoo a convertirse oficialmente en la primera paraje de lesbianas en contraer nupcias en ese país el pasado mes de junio, mujeres que hoy protestaron contra la abolición legal.

 

Rainbow Alliance, otra asociación de las organizaciones gay, repudió este retroceso al suponer una involución de los derechos humanos.


Tras la abolición de las autoridades, se pronostican varias manifestaciones en la paradisíaca isla británica. (Foto: Reuters)

 

Ante la controversia, una serie de cruceros lamentó este retroceso para la comunidad LGBT, los cuales son el primer lugar a nivel mundial en invertir en turismo gay friendly y en cruceros para lograr casarse en altamar. Durante años, Bermudas fue uno de los destinos preferidos de la comunidad, e incluso la compañía abiertamente gay Pied Piper lleva desde 1990 llevando centenares de embarcaciones con turistas LGBT a islas privadas, como parte de un tour por varias islas del caribe.


En este sentido, las compañías de cruceros más importantes como P&O Cruises y Cunard, las cuales ofrecieron paquetes matrimoniales expresaron su “decepción” a sus clientes, mientras que otras empresas indicaron que realizarán reembolsos por las recientes decisiones legislativas.


Las organizaciones internacionales lamentaron las decisiones de las autoridades de la isla, pero volverán a exigir igualdad de derechos. (Foto: GayUk)

 

En el ámbito histórico, Bermuda tiene un pasado muy tenso contra los colectivos LGBT, debido a que la homosexualidad fue legalizada apenas en los 90, a consecuencia de distintas amenazas y presiones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra el Reino Unido.

 

Antes de 1994, la homosexualidad era castigada con penas de diez años de prisión. Actualmente, está prohibido casarse entre personas del mismo sexo, es ilegal cambiar de género, los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres no pueden donar sangre y las familias homoparentales no pueden tener hijxs a través de un embarazo subrogado.


Podría interesarte:

Ellas son las hijras, las muxes oaxaqueñas de Asia del Sur

Playboy inicia el año con una modelo transexual en portada

Conoce la primera línea telefónica para evitar suicidios de personas transgénero

Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS