«Maté a más de 100 y no me importó», confesiones de un sicario

Gustavo PinedaViernes, 4 de mayo de 2018 17:33

shares
Derechos Humanos asesino del estado islamico a mas de cien personas

Un asesino del Estado Islámico recordó a cada persona que mató durante la guerra en Siria. ¿Quieres ver qué pasaba por su mente?


Khaled es un nombre falso, pero su historia es tan real como las vidas que despojó a través del gatillo a nombre del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).


¿Cómo un manifestante se convirtió en un sangriento asesino?

En entrevista para BBC, este hombre recordó su sangriento pasado como asesino en la ciudad de Raqqa, una profesión con dos opciones como destino: la cárcel o la muerte, ambas estaban en su lista.


Sin embargo, el plomo y la sangre no fueron su realidad cuando despertaron las protestas contra el régimen de Bashar Al-Assad. En el 2011, Khaled era un hombre de paz y un poco religioso, se dedicaba a organizar peregrinaciones, además de mantenerse muy activo en las manifestaciones.

Sentimos que estábamos haciendo algo para ayudar a nuestro país, para traer libertad y poder elegir un presidente que no fuera Assad. Éramos un grupo pequeño, no más de entre 25 a 30 personas.


¿Cómo y por qué inició la guerra en Siria?

Era una época de exigencias al gobierno heredado de Bashar Al-Assad por parte de su padre, la ciudadanía estaba cansada de ser el país más antiguo del mundo, pero el menos avanzado en cuanto a democracia.


Las protestas pronto fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad, y por lo tanto, la gente empezó a armarse en los barrios, e incluso salían a las calles con sus armas, pero en el grupo de Khaled la violencia no era la respuesta, «no tuvimos el valor eso», de todos modos las fuerzas de seguridad golpearon a hombres como mujeres por igual para reprimirlos.


A pesar de la fuerza de voluntad, cada protesta se ponía peor hasta que lo detuvieron e ingresaron a la Prisión Central, allí las golpizas era brutales por parte de los miembros del Departamento de Seguridad Criminal.


Un día lo torturaron frente a la fotografía del presidente Bashar Al-Assad, hasta arrodillarse, mientras los guardias le dijeron, «tu dios morirá y no morirá. Dios muere y Assad perdura». Después las golpizas eran demasiado intensas, los policías querían matarlo.


asesino del estado islamico a mas de cien personas 1

En 2011, miles de personas salieron a manifestarse contra el régimen de Bashar Al-Assad, pero fueron reprimidos violentamente, y la ciudadanía respondió de igual manera. (Foto: Reuters)


Las torturas transformaron a un pacifista en un asesino

Cuando salió de la cárcel era otra persona, una con sed de venganza. Tras vender todas sus pertenencias a cambios de armas, inició una cacería que perduró demasiado, las víctimas eran guardias de seguridad de la prisión donde los torturaron y policías.


A muchos les perdonó la vida, a cambio que desertaran del Ejército o de un rescate en efectivo para comprar más armas, sin embargo, en su primer homicidio no le tembló la mano, después de investigar el paradero del guardia que lo torturó, creó un plan para vengarse por cada cicatriz, moretón y presión en el cuello que sufrió.

Le pregunté a la gente sobre el guardia que trabajaba en el Departamento de Seguridad Criminal hasta que lo encontré. Lo seguimos a casa y lo secuestramos.

asesino del estado islamico a mas de cien personas 2

Al surgir grupos de autodefensa, combinado con una ideología religiosa, dio como resultado un grupo extremista que ocupó gran parte del territorio Sirio. (Foto: Reuters)


¿Por qué no arrepentirse tras asesinar a más de 100 personas?

Su vida estaba en sus manos, entonces recordó una frase que el guardia dijo en la cárcel, «si dejas la prisión con vida y logras capturarme, no tengas piedad de mí, y eso hice».


No existía paso hacia atrás, entonces decidió unirse al grupo islamista de Ahrar al-Sham, donde aprendió a matar de manera profesional. Junto a seis hombres se reportó en el aeródromo de Aleppo, el noreste de Siria, donde un instructor francés les enseñó a matar con pistolas, armas con silenciador y rifles de francotirador.


Para 2014 se unió con el grupo Al Nusra, una filial del grupo al-Qaeda, en Siria. «Maté a más de cien personas en batallas contra el régimen y el Estado Islámico, y no me arrepiento, porque dios sabe que nunca maté a un civil o a una persona inocente».


asesino del estado islamico a mas de cien personas 3

Hoy las opciones son pocas en Siria, unirse a la guerra, morir en casa, sobrevivir o refugiarse en otro país (Foto: Reuters)


¿Por qué huyó del Estado Islámico?

Entre Al-Nusra e ISIS se convirtió en un doble agente, debido a que altos mandos de Al-Qaeda se lo ordenaron, sabía que pronto lo matarían de cual lado. Un día logró huir, primero en un automóvil a la ciudad de Deir al-Zour, y después a Turquía para terminar la pesadilla.


«Cuando me miro en el espejo, me veo a mí mismo como un príncipe. Y duermo bien por la noche, porque todos a quienes me pidieron que matara, merecían morir», dijo Khaled en entrevista para la BBC el año pasado, como parte del documental Syria, The World’s War.


Podría interesarte:


¿Cómo es la vida de un refugiado sirio en la CDMX?

Cuatro puntos para entender lo que está sucediendo en Siria

ANÁLISIS: los puntos y países clave para entender la intervención de EUA en Siria

ETIQUETAS: Crimen Guerra Siria
REFERENCIAS: BBC
Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS