PUBLICIDAD

DEPORTES

Romelu Lukaku: el jugador que tomó agua mezclada con leche cuando fue pobre

‘Juego con fuerza porque dormía entre ratas’. Lukaku ahora es la figura de la selección de Bélgica.

A sus 29 años, Romelu Lukaku será un de las grandes figuras a seguir en el Mundial. El delantero del Inter de Milán es la estrella de Bélgica, una de las selecciones candidatas para levantar el título en Qatar. Lukaku es hijo de padres congoleños y su historia de vida es un extraordinario ejemplo de superación. Bélgica jugará en el Grupo F junto a Canadá, Túnez y Marruecos.

¿Quién es Romelu Lukaku?

Romelu Lukaku es simplemente un ejemplo de vida. De una infancia en la cual solo comía leche y pan, cuando la situación lo permitía, ahora es la estrella de la selección de Bélgica y está a las puertas de un nuevo Mundial. Cabe recordar que, en Rusia 2018, Lukaku fue el tercer mejor goleador del torneo y se quedó con la Bota de Bronce detrás de Harry Kane (Inglaterra) y Antoine Griezmann (Francia).

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El delantero nació el 13 de mayo de 1993 en Amberes, Bélgica. Cuando apenas tenía seis años, Lukaku admite que su familia solo tenía para darle un vaso de leche y un pedazo de pan. Incluso, en algún momento su madre mezclaba el agua con leche para tener más liquido ante la extrema pobreza que enfrentaban. Lukaku se daba cuenta de eso viendo a su mamá en secreto, cuando ella mezclaba el agua con la leche para hacerles creer que no había problemas económicos. Lukaku tenía que dormir en el piso con ratas andando por la casa y soñaba con ver los grandes juegos de futbol, porque no había manera de pagar para un televisión.

“Cuando me di cuenta de esto, yo me prometí que ayudaría a mi familia a salir de la pobreza. Es algo que tenía que hacer por ellos. Fue un momento de revelación para mí. Mi mamá lloraba en secreto. Un día le dije que me iba a convertir en jugador profesional con el Anderlecht y lo cumplí. Le dije que todo estaría bien y que nunca tendría que preocuparse”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A partir de ese momento, Lukaku fue imparable. Justo a los 16 años, el delantero debutó profesionalmente con el Anderlecht de Bélgica y se convirtió en una figura mundial jugando para equipos muy importantes como Chelsea, West Bromwich, Everton, Manchester United e Inter de Milán. A lo largo de su carrera, el jugador ha marcado cerca de 400 goles entre clubes y Selección Nacional.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD