OPINIÓN MUNDIALISTA: Rusia me huele a fracaso

Cultura ColectivaMiércoles, 13 de junio de 2018 14:58

shares
Deportes rodrigo pineda opina sobre el papel de la seleccion mexicana

Rodrigo Pineda, director editorial de Dilofutbol, opina sobre el papel que la Selección Mexicana tendrá en Rusia


Aceptémoslo, al Mundial sólo vamos de paseo. Es bueno empezar siendo honestos. Y estoy convencido que esta selección no da para ilusionarse. También quiero decir, antes de que explique mis razones, que ojalá me equivoque. Que los seleccionados me callen la boca a goles. Y que el 2 de julio, al más puro estilo del villamelón, me suba al barco. Me ponga la playera y sea el más ferviente de los aficionados.


Que en la víspera del quinto juego, sea un negativo del montón venido a menos. Un necio intentando justificar su pronóstico fallido. Y que vuelva pidiendo perdón a esos 23 en los que no creí. Que borre el tuit que será este texto. Y que ponga al “Predicador” en la lista de los héroes más grandes de la nación. Nos va a ir mal en Rusia. No lo supe desde el principio. Lo fui descubriendo en el camino. Al término de cada juego. De cada conferencia. Con la incongruencia de Osorio se me acabó la dosis de confianza que le di, y no es que me tenga que probar nada. No soy más que un aficionado tratando de ser objetivo. O cínico. Lo mismo da.


rodrigo pineda opina sobre el papel de la seleccion mexicana 1

Juan Carlos Osorio y su sistema de juego no convencen a los aficionados. (Foto: Caliente MX)


Falló con el tema de los perfiles naturales, esos que dijo que nunca iba a cambiar. Falló con el tema de llamar a los que más minutos tuvieran, cuando se limitó a llevar a los que más camisetas vendían. Y falló en los momentos importantes. En los juegos donde en realidad se jugaba algo. Las estadísticas a su lado, en los partidos sin relevancia. La verdad muy cruda, cuando nos dejó sin nada. Le falló a los que se rompieron la madre semana a semana en nuestra liga, lo hizo incluso cuando se jugó la liguilla. Empeñó su trabajo en la confianza de un grupo que mantuvo unido gracias a la participación que le prometió a cada uno. Los relajó. Estuvieron juntos en un estado de confort. Ellos serían llamados y ellos debían defenderlo. Aunque no le entendieran.


Aunque los pusiera a jugar de cualquier cosa. Los comprendo, es mejor ser titular cada dos juegos, que ser suplente en todo un torneo. Empeñó su palabra: los que logren la calificación, serán los que se suban al avión. Y así fue. Sin más. Justificó sus llamados, a pesar de los minutos; sus rotaciones, a pesar de su mal funcionamiento; su lista, con todo y lesionados.


rodrigo pineda opina sobre el papel de la seleccion mexicana 2

Los jugadores no se ven con ánimos de ganarse un lugar en la Selección Nacional. (Foto: AS México)


No convenció a nadie del medio. Le llovieron dudas y le faltó autocrítica. Y es de dominio público que la afición no está con él. Que no lo apoyan a él. Y que a pesar de eso, una vez más, quieren creer. Con 10 años menos, seguro que yo estaría igual. Pero me bajé del tren porque lo mismo que veo en Osorio, lo encuentro en la mayoría de los 23. Y les pido un perdón anticipado. Porque en otros años los he amado. Porque son mis ídolos y porque son seleccionados. Pero ahora, cuando veo la lista, me encuentro frente al TRI que menos emociones me ha provocado.


Porque los encuentro cómodos. Sin competencia interna. Sin la necesidad de ganarse un puesto en el entrenamiento. Y en este México, en el que todos juegan y hay muchas sonrisas, están relajados. Y jamás vi a un equipo relajado ganar un campeonato. Es una selección unida, porque no todo es malo. Pero veo en el horizonte cercano un fracaso. No uno del tamaño del mundo, porque tampoco es para tanto.


Pero si no hay quinto juego, será lo mismo que hemos visto en mundiales pasados. No se habrá logrado el objetivo y será, solamente, la selección que más fuerte nos ha defraudado. Esa que administró muy bien sus números y engañó con sus balances positivos. Esa que cumplió un proceso y que consiguió más likes que el promedio. Una generación dorada que se quedó en la orilla, como cualquier otra. Los invito, sin embargo, a que no dejen de alentar. Dicen que hasta las buenas vibras cuentan.


Yo seré un aficionado más y así veré los partidos: con mi playera puesta, con la emoción en la cabeza y el corazón frío. Con la objetividad a cuestas y el miedo latente de vivir un 7-0. Y también deseando en el fondo, muy en el fondo, que mi pronóstico sea sólo un mal recuerdo de algo que escribí, cuando pensé que México no llegaría al quinto juego.


Rodrigo Pineda – Dir. Editorial dilofutbol.com

@pinedarodrigo


*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.

ETIQUETAS: futbol deportes Mundial 2018
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS