PUBLICIDAD

DEPORTES

El día que Pelé detuvo una guerra con un partido de futbol

Aunque fue por unos cuántos días, Edson Arantes logró detener la guerra civil de Nigeria, en una gira con su eterno Santos.

Bien lo enuncian nuestros colegas de El País: Entre 1967 y 1970, el sudeste de Nigeria fue escenario de uno de los conflictos más sangrientos del siglo XX. “Generales de la etnia igbo, de una provincia rebelde, la República de Biafra, habían proclamado su independencia el 30 de mayo de 1967, y se había desencadenado luego una guerra civil de una atrocidad poco habitual y una terrible hambruna que dejó más de un millón de muertos, o quizás incluso dos millones, ya que nunca hubo un recuento definitivo”, informan.

Nigeria fue víctima de una sangrienta guerra civil en los años en los que el mundo se rendía a los pies de Pelé, que hoy perdió la vida a causa del cáncer que lo aquejaba desde hace ya varios años. Y fue precisamente el astro brasileño, junto con su eterno Santos, el que detuvo aunque sea unos momentos, esta cruenta guerra que dejó millones de muertos en Nigeria.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El día que el horror cesó gracias a Pelé

Fue en 1969 cuando Santos de Brasil, el equipo al que Pelé entregó su corazón, fue invitado a jugar un encuentro amistoso en la ciudad de Benin, en Nigeria. En ese momento

  • Pelé había ganado seis títulos de la Serie A, brasileña, dos Copas Libertadores y dos Copas Intercontinental, además de dos Copas del Mundo con Brasil: 1958 y 1962.

El futbol para hacer el bien

Edson Arantes tenía claro que el futbol debía utilizarse también para hacer el bien en el mundo y ese don que el brasileño tenía, quería transformarlo en paz para el universo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
  • “Aprendí de niño, con mi padre Dondinho, que el futbol es un instrumento para el bien. Por eso siempre usé mi talento para el amor y la paz”, dijo hace un tiempo en una entrevista retomada por el portal Perfil.
  • “Uno de mis mayores orgullos fue haber detenido una guerra en Nigeria, en 1969, en una de las tantas giras futbolísticas que el Santos hizo por el mundo. Comprendí que el futbol tiene el poder de llevar la paz a las comunidades pobres”, refirió Pelé.

Fue una tregua la que Pelé pidió para que durante tres días, la guerra cesara, para que la sangre dejara de correr por África, por Nigeria. Aunque el episodio intentara desmentirse por diversas fuentes, todo terminó no sólo cuando Pelé habló de ello, sino también cuando Santos lanzó en septiembre de este año, una edición especial de aquella camiseta con la que disputaron aquella gira en África: “El día que Pelé paró la guerra”, se lee en la prenda histórica.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD