PUBLICIDAD

DEPORTES

Boicot televisivo a Mundial de Qatar: París no transmitirá partidos en plazas públicas

La capital parisina se une a otras ciudades francesas en protesta por los abusos contra los derechos humanos y el medio ambiente en Qatar.

Es bien sabido que el ambiente que genera un mundial por sí solo es por demás festivo, pero si se le agrega ver los partidos con cientos de personas y en plazas o lugares públicos, el ambiente se multiplica y en las últimas ediciones de los mundiales, autoridades de cada país designan plazas públicas en donde, por medio de pantallas gigantes, transmiten los partidos del país local y se vuelve toda una fiesta. A dichos espacios se les denomina “fan zone”, pero para la Copa del Mundo Qatar 2022, París anunció que no habrá dichas zonas, puesto que no transmitirán los partidos en plazas públicas.

París se unió a varias ciudades francesas en donde no habilitarán las llamadas “zonas de fanáticos”, en protesta por los abusos contra los derechos humanos y el medio ambiente en la nación anfitriona, Qatar. Las medidas para boicotear la competencia el próximo mes se producen después de lo que las autoridades públicas han descrito como una “crisis de conciencia de última hora”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué ciudades forman parte del boicot?

Fueron varias ciudades las que pidieron no instalar pantallas en lugares públicos, de acuerdo con el diario británico The Guardian, las autoridades locales de Marsella, Lille, Burdeos, Reims, Nancy, Rodez y la capital, París, han anunciado que no instalarán pantallas de televisión gigantes como en el pasado para retransmitir partidos: “Esta competición se ha convertido gradualmente en un desastre humano y ambiental, incompatible con los valores que queremos ver transmitidos a través del deporte y especialmente del fútbol”, dijo en un comunicado Benoît Payan, alcalde de Marsella y líder de una coalición ecologista y de izquierda.

Asimismo, Estrasburgo también ha decidido no proyectar la Copa del Mundo. “Es imposible que no escuchemos las numerosas alertas de las ONG que denuncian el abuso y la explotación de los trabajadores inmigrantes. Miles de trabajadores extranjeros han muerto en las obras, es insoportable”, dijo a 20 Minutos la alcaldesa ecologista de la ciudad, Jeanne Barseghian. “Estrasburgo, la capital europea y sede del tribunal europeo de derechos humanos, no puede condonar decentemente estos abusos, no puede hacer la vista gorda cuando los derechos humanos se burlan de esta manera”, agregó.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ref. The Guardian

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD