OPINIÓN: Entre Rusia y hacerse el chistoso

Samuel PrietoMartes, 19 de junio de 2018 11:45

shares
Deportes mexicanos en el mundial en rusia opinion de samuel prieto

El Mundial ya llegó y con la victoria de México sobre Alemania, se nos han venido buenas anécdotas que Samuel Prieto nos cuenta


Es cierto, nadie esperaba, ni los mexicanos, que México le ganara a la campeona Alemania. El canal argentino TyC Sports promocionaba el partido afirmando: “Alemania-México. Es como ver Terminator, sabes cómo termina pero igual la quieres ver”.


 (Video: Gonzalo Gómez Berard vía YouTube)


La mañana de ese domingo 17 de junio, antes del juego, la primera plana de periódico alemán Welt Am Sonntag era un gran titular: "Sorry, Mexiko, heute bauen wir die Mauer!" (Lo sentimos, México, ¡hoy construimos nosotros el muro!). No conforme, el encabezado se hizo acompañar de una ilustración en que la portería aparece bloqueada con una gran pared, detrás de la que un personaje emulando a Donald Trump dice: “What? Germany first?” (¿Qué? ¿Alemania primero?), y el portero de la selección teutona, Manuel Neuer, responde: “Aber versprochen, wir reißen sie nach Abpfiff wieder ein” (Pero prometemos tirarlo después del silbatazo final).


mexicanos en el mundial en rusia opinion de samuel prieto 1

La prensa alemana daba por hecho la victoria frente a México. (Foto: Especial)


Fue chiste, parezca lo que parezca. Para que funcione, una broma así incluye necesariamente alguna dosis de crueldad y pegarle a la víctima en un punto sensible, en este caso, la insultante e inaceptable amenaza trumpista de construir un gran muro en la frontera norte mexicana.


Claro, las reglas de una bufonada de ese estilo incluyen una inamovible: el que se ríe se lleva y el que se lleva se aguanta. Lo menos que recibió de revire el periódico por parte de los tuiteros mexicanos fue una cachetada con guante blanco: “Sorry, Deutschland” (Lo sentimos, Alemania).


Lo curioso es que el Welt Am Sonntag, que es la edición dominical del prestigiado diario alemán Die Welt, no se caracteriza por ser una de esas publicaciones alarmistas, frívolas o de baratija sino que goza de un prestigio bastante sólido de seriedad. 


¿Qué tenemos entonces? La muy malentendida disrupción. Esa tendencia que obliga a todos a ser diferentes para distinguirse del montón en un mundo en que la competencia por las audiencias es cada vez más feroz. Lo que muchos generadores de contenido no han entendido, es que una cosa es ser innovador o diferente y otra burdo hasta el punto del mal gusto.


A los publicistas también se les pasa la mano. Previo al inicio de Rusia, la marca mexicana de ropa íntima Vicky Form lanzó un spot publicitario que causó indignación en un universo amplio de féminas. El producto que anuncia es una panty que incluye una utilidad muy particular.

Las prendas están enlazadas a un bot que interpreta las jugadas del partido para transformar la data en vibraciones en tiempo real, así el bot pone en movimiento a la panty.

O sea, dicho en español, mientras el hombre vibra de la emoción por una jugada de gol, la mujer lo hace pero excitada por la prenda. “A partir de ahora no habrá quien se queje por un buen juego y sólo desearán el momento en que alguien la meta”, explica el comercial.


 (Video: Vicky Form vía YouTube)


La avalancha de protestas indignadas no se hizo esperar y la respuesta de la marca no fue más afortunada que su publicidad.

Seguro que para alguien la idea de la existencia de una prenda así puede ser interesante. El problema está en la idea con que buscaron venderla a su público objetivo, es decir, a las mujeres.


Los desatinos, errores y faltas de la más mínima sensibilidad han estado ocasionando estragos y agrediendo a personas al punto del dolor extremo. Muchos supimos sobre el video sexual del comentarista Luis Roberto Alves, Zague que se viralizó y hasta salieron a la luz pública detalles como que la destinataria original había sido una actriz porno.


El problema es que su esposa, la periodista Paola Rojas, además de pasar por el sentimiento natural de enojo, ha estado teniendo que enfrentar la agresión de quienes creen que es chistoso recordarle el tema, haciéndole bromas o hasta insultándola. En su columna en el periódico El Universal, incluso dijo que “han sido días también de acoso por parte de reporteros que persiguen una declaración que jamás daría ante sus cámaras”. Así deshonran algunos mercenarios el oficio ético del periodismo.


La diferencia entre la periodista y el comentarista es que ella no ha dado un solo pie a hacer público su punto de vista. Él sí, al dar incluso públicamente su explicación en Twitter negando la autoría del video al atribuirlo al “Photoshop en video”.

Sea de él o no, el único apunte de esta columna es que sí es muy posible cambiar el rostro de una persona utilizando la postproducción correcta, pero no existe tal cosa como el “Photoshop en video”. Ese software es para imágenes fijas y, si acaso, se aplica en video mediante otro sistema llamado rotoscopio en que se trabaja la imagen cuadro por cuadro. Digo, por aquello de que es una persona que trabaja haciendo televisión y por lo tanto tendría que saber aspectos mínimos.


(Video: Denny Chadel vía YouTube)


Puede entenderse que las redes estén llenas de basura, comentarios insensibles, mentiras y otras cosas. Lo muy cuestionable es que haya contenidos hechos por profesionales de la comunicación que, en busca de innovar o irrumpir, crucen las líneas delicadas del buen gusto y el sentido común.


Samuel Prieto

Periodista y productor audiovisual

www.samuelprieto.com


*Las columnas de opinión de Cultura Colectiva News reflejan sólo el punto de vista del autor.

ETIQUETAS: futbol Copa Mundial de Fútbol
REFERENCIAS: Samuel Prieto
Samuel Prieto Samuel Prieto

COMENTARIOS