PUBLICIDAD

DEPORTES

‘Hoy me toca despedirme de mi casa’: Alan Mozo dice adiós a Pumas

Con una emotiva carta publicada en sus redes sociales, Alan Mozo se despide de los Pumas de la Universidad.

“Me llamo Alan Mozo Rodríguez. Ahora estoy en 3º año ‘A’. Practico el futbol desde que tenía tres años, también juego basquet y me gustan todos los deportes. Mis equipos favoritos son el Pumas y el Barcelona. Me gustaría ser jugador profesional. Fin”. El pequeño que escribía esa carta a los nueve años, tenía fijos sus objetivos y uno de ellos lo cumplió: ser jugador profesional en el equipo que ama desde niño: los Pumas de la Universidad.

Alan amó a Pumas desde las gradas y fue escalando hasta convertirse en uno de los favoritos de las y los aficionados que, aunque desean lo mejor para el jugador, no dejan de lamentarse el que la directiva, el patronato, cada temporada quite al equipo un futbolista al que le entregan su corazón en cada partido. Sucedió con Juan Pablo Vigón, sucedió con Carlos González y ahora sucede con Alan Mozo, quien se despide en redes sociales del equipo auriazul y de la afición que hoy tiene que despedirse también de uno de los defensas más carismáticos que ha tenido en los últimos años.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

‘Hoy me toca despedirme de mi casa’

No podía hacerlo de otra manera. Alan Mozo escribió un emotivo texto en su cuenta de Instagram, en donde puso punto final a su etapa como futbolista de Pumas y da paso a una nueva era, quizá -aún sin confirmarse, pero es lo más probable- con Chivas Rayadas del Guadalajara. “¿Por dónde empezar? Podría ser cuando a los 9 años en una carta plasmé algunos de mis sueños y sin duda tú no podías faltar, o tal vez cuando por fin logré quedarme en tus fuerzas básicas (después de 3 intentos jaja) y corrí a contárselo a mis papas que nunca permitieron que renunciara a ti”, comienza el jugador.

“Nuestra historia empieza desde mucho antes, comienza en el EOU, fue el primer estadio que conocí a muy corta edad y desde ahí fue inevitable enamorarme de ti. Te defendí desde las gradas, siendo tu balonero y a base de mucho esfuerzo y sacrificio logré hacerlo también en la cancha. Ya como jugador, cometí errores que me dejaron mucho aprendizaje, que me ayudaron a madurar y a encontrar mi mejor versión, pero de algo puedes estar seguro, que tu playera la sudé y defendí con el corazón. Hoy me toca despedirme de mi casa, donde me formé como jugador, pero sobretodo como persona, donde he vivido todos los sentimientos, desde las más grandes alegrías hasta las más dolorosas tristezas”, refiere Mozo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

‘Ustedes me vieron crecer’

Llegó el momento de despedirse de esa afición que coreaba su nombre cada quince días en el Olímpico Universitario. “Gracias a cada una de las personas que trabajan y le dan vida a este maravilloso club, entrenadores, doctores, jugadores, utileros, cocineros, jardineros, mantenimiento, policías y gente de oficinas. Ustedes hacen que todo funcione sin muchas veces recibir el mérito que se merecen. Los conozco a todos y nunca los voy a olvidar. Andrés, gracias por confiar en mí cuando más lo necesitaba. Afición… no hay forma de describir con exactitud lo que es escuchar al estadio que yo visitaba desde pequeño corear mi nombre, es algo indescriptible. Ustedes me vieron crecer, equivocarme y volver a superarme y hoy me toca despedirme de ustedes. Se despide el niño que escribió esa carta 16 años después, sabiendo que este ciclo llegó a su fin y con la seguridad de que estoy preparado para afrontar los nuevos retos que esta profesión tiene para mí. El agradecimiento es la memoria del corazón y quiero que sepas que tú siempre estarás en el mío. Gracias Pumas y hasta siempre”, finaliza Mozo.

Aunque los medios de comunicación se han encargado de asegurar que Alan Mozo se va de Pumas para incorporarse a Chivas y que en su lugar llega el rojiblanco César Huerta, esta información aún no se ha dado a conocer de manera oficial por parte de ninguno de los clubes.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD