Reflexiones y lecciones de Tadahisa Sakai, el último samurái

Fernando CastilloJueves, 11 de enero de 2018 16:02

shares
Cultura tadahisa sakai el ultimo samurai

Los últimos vestigios de una cultura casi extinta sobreviven a los tiempos modernos a través de la filosofía del último de sus descendientes directos


Tadahisa Sakai, quien es conocido en su región natal como “el último descendiente”, representa la dieciseisava generación del clan feudal samurái de los Sakai, la única familia que sobrevivió al tiempo y a la guerra civil al final del conocido período Edo en la cultura japonesa.


Dicho período fue crucial para comprender al Japón moderno y al destino de la cultura samurái que comenzó en 1603 y terminó en 1868, con la restauración del imperio japonés. El choque entre el gobierno y el estilo de vida independiente e insurrecto de los samuráis finiquitó en una guerra civil que terminó con un suicidio masivo del clan rebelde samurái y la resignación social de los Shoani, antepasados del “último descendiente”.


tadahisa sakai el ultimo samurai 1

Sakai en el Museo de Chido. (Foto: Mic)


Sakai se dedica a preservar los indicios culturales y materiales en el Museo Chido, ubicado en la prefectura de Yamagata, a dos horas de vuelo de Tokio. Allí se expone la herencia de los antepasados de Sakai, desde armaduras, cascos y espadas, hasta cañas de pescar, túnicas e instrumentos musicales y teatrales que usaban en sus representaciones.


Próximamente, Sakai, quien vive de la cultura, abrirá otro museo de la espada del samurái en Tokio. Será una exposición de armas de arte moderno creadas con técnicas antiguas y que fueron utilizadas para rituales o representaciones religiosas. «La superficie de la espada es como la piel humana, no sólo es metal, sino un ser vivo», dijo a Mic.


«Lo que hago es un pequeño logro en comparación con el legado de mis antepasados. Ni siquiera me considero alguien tradicional porque no estoy a la altura de los logros del pasado. Son tiempos diferentes», respondió después de que se le preguntara si se consideraba una persona exitosa.


tadahisa sakai el ultimo samurai 2

Sakai refleja la incertidumbre cronológica de los samuráis en la actualidad. (Foto: Mic) 



Filosofía de vida


El también llamado “último samurái” habló sobre la ideología de los Shoani y cómo intenta sobrevivir para adaptarse a los tiempos modernos y hacerle frente a los problemas de hoy. «Afronta siempre la situación desde el fondo de tu corazón, lo que trasciende sincera y sinceramente», dijo al salir de Chido.


Se dirige a los problemas personales como un conflicto que debe tratarse desechando directamente la posibilidad de ser optimista y pesimista. «Para resolver nuestros problemas debemos hacer nuestro mejor esfuerzo, sin embargo, los resultados están fuera de nuestro control. Que será, será... lo que será, será», filosofó.


tadahisa sakai el ultimo samurai 3

Chido, el museo que resguarda la herencia histórica de los samuráis. (Foto: Mic) 


Reflexionó sobre la forma de pensar de los varones occidentales quienes constantemente buscan escapar de la confrontación inevitable, ejemplificando con los pleitos de pareja. «Si las diferencias persisten muchas horas, es mejor alejarse momentáneamente para dejar fluir, volver a encarar y finalmente reconciliarse. Aunque quizá mi esposa siempre tenga razón», bromeó.


Al tocar el tema de la creciente escalada bélica que amenaza la integridad de la región Asia-Pacífico que involucra los ensayos balísticos de su vecino Corea del Norte, Sakai dijo que no le preocupa porque confía en la sensatez de las generaciones más jóvenes. «Intento adaptarme al mundo moderno para encajar a su manera. Los jóvenes heredarán las tradiciones que les precedieron y perdurará la esencia de sus antepasados», expresó.

 

«El futuro del mundo depende de ellos y envío mis mejores deseos», terminó mientras sonreía. 


Podría interesarte:


Bosque de Aokigahara, el lugar donde los japoneses se quitan la vida

Geólogos japoneses pronostican un masivo terremoto de 8,6 grados en los próximos años

Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS