Lleno de tumores, así era el rostro del hombre del Cromañón

Lau AlmarazLunes, 2 de abril de 2018 16:55

shares
Cultura

El primer esqueleto de cromañón sirvió para que se reconstruyera su rostro y que incluso se demostrara que padecía una enfermedad genética


Hace poco, los británicos descubrieron que el primer hombre inglés no era rubio ni tampoco de raza blanca. Científicos de Inglaterra reconstruyeron su rostro gracias al análisis que hicieron de su genoma, el cual analizaron por muchos años. El Hombre de Cheddar, considerado el esqueleto humano más antiguo en la actualidad, sirvió para conocer que el primer hombre británico fue de raza negra, de cabello oscuro y de ojos azules.


El primer ejemplar del hombre de Cromañón fue encontrado en 1868 en una cueva de Les Eyzies de Tayac, al suroeste de Francia y ahora, 150 años después, investigadores franceses reconstruyeron su rostro, que resultó ser muy diferente a como nos lo imaginábamos.


reconstruyen rostro del primer cromañon 1

El rostro del Cromañón presentaba tumores benignos, según los científicos. (Foto: Público)


¿Cómo era su rostro?

El primer ejemplar del hombre de Cromañón fue encontrado en 1868 en una cueva de Les Eyzies de Tayac, al suroeste de Francia. Los científicos reconstruyeron un rostro con la piel rasposa y rojiza, pero lo que más llamó la atención eran los múltiples tumores que sobresalían de las mejillas, alrededor de la nariz y uno particularmente grande en la frente. Estos, según los estudiosos, son tumores benignos, los cuales son parte de una enfermedad genética.


«Esta enfermedad es la neurofibromatosis, provoca el desarrollo de tumores benignos de los nervios periféricos, tanto superficiales como profundos, así como la aparición de manchas en la piel», indicó Philippe Charlier, antropólogo del Museo del Hombre en París.


reconstruyen rostro del primer cromañon 2

El esqueleto del Cromañón se descubrió en una cueva en Francia en 1868. (Foto: El Frente)


¿Cómo se realizó la reconstrucción?

Para su aniversario 150, los científicos decidieron examinarlo de nueva cuenta, lo que los llevó a pensar en una posible reconstrucción que al final convirtieron en realidad.


Los investigadores liderados por Philippe Charlier hicieron un examen antropológico y médico sobre el hombre del Cromañón y utilizaron un escáner en el Museo Nacional de Historia Natural. Dicen los científicos que «teniendo en cuenta su patología, su rostro apareció lleno de neurofibromas: un gran nódulo en la frente, otros más pequeños en las cejas y algunos cerca de la nariz y de los labios».


La ciencia, aseguran, va acompañada de la cultura. Tener conocimiento de lo que sucede con los antepasados del hombre en cualquiera de sus contextos, ayuda a que se puedan elaborar también este tipo de reconstrucciones que nos demuestran que no siempre lo que ya está escrito, es una verdad absoluta.


Podría interesarte:


Negros, de cabello rizado y ojos azules, así eran los primeros británicos hace 10 mil años

"Pie Pequeño" es el nombre de los restos del ser humano de 3,6 millones de años de antigüedad

ETIQUETAS: Ciencia cultura
REFERENCIAS: Milenio Público
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS