En Kenia rescatan a niños de la pobreza a través del ballet

Lau AlmarazJueves, 8 de marzo de 2018 13:49

shares
Cultura ninos rescatados de la pobreza con ballet en kenia

Los pequeños practican ballet con la esperanza de dejar atrás la pobreza en la que habitan


Está amaneciendo y no piensan en otra cosa más que en bailar. Las notas de la música clásica los impulsan a, primero, limpiar ese pequeño cuarto en donde han de practicar hasta que los pasos sean perfectos. Sacan los muebles que ocupan el lugar y riegan un poco de agua sobre el piso para aplacar el polvo. Es momento para que la magia aparezca.


Niños pequeños de entre 9 y 13 años, habitantes de comunidades pobres en Kenia, tienen en el ballet la opción de cambiar su destino, de olvidar por un momento la pobreza y, quizá, dejarla atrás si logran cumplir su sueño de convertirse en bailarines profesionales. Esa oportunidad se las brinda el Colegio Spurgeon de Kibera, uno de los barrios con casas más pobres en el mundo.


Pese a las carencias, intentan emular lo hecho por Joel Kioko, un keniano originario de Kibera y que ahora es integrante de la English National Ballet de Londres. Cientos de niños, cerca de 420, tienen esperanza de encontrar en el ballet la salida a la pobreza que les representa vivir en uno de los barrios más marginados de Kenia.


ninos rescatados de la pobreza con ballet en kenia 1

Por un momento, los niños se olvidan de la pobreza en Kenia, gracias al ballet. (Foto: Pinterest)


Kioko quiere dar a los niños de Kibera la oportunidad de ser parte de su programa de 10 clases a la semana, el cual imparte en el Dance Center Kenya, en Nairobi. Uno de sus objetivos es rescatar a los cientos de niños que viven en la pobreza en Kibera. Y la ilusión de estos pequeños es tanta que no les importa entrenar sin zapatillas y sin el apoyo de una barra de ballet. Tienen música y tienen ganas.


Ellos quieren trascender. Quieren hacer lo que hizo alguna vez Kioko: ayudar a su familia para tener una vida con la mayor cantidad de comodidades posibles. Niños y niñas confeccionan con lo que pueden tanto sus tutús como los bodies, esos atuendos que ceñidos al cuerpo, permiten que los movimientos durante el ballet, sean más precisos y cómodos.


«No hay espacio, vamos a aprovechar lo que tenemos y sonreír, vamos a estirar el cuerpo, vamos a disfrutar», declaró a la agencia de noticias EFE el profesor Mike Wamaya, quien imparte clases en el Colegio Spurgeon. Después de estar lo suficientemente preparados, acuden directamente al Dance Center, para que el propio Joel Kioko, evalúe sus habilidades.


ninos rescatados de la pobreza con ballet en kenia 2

Aunque los niños no tienen zapatillas ni espejos, no dejan de perseverar para alcanzar sus sueños. (Foto: Pinterest)


Las carencias también invaden el colegio en el que estos niños aprenden y practican el ballet diariamente. Además de no tener una barra y entrenar sin zapatillas especiales, el suelo no está adaptado para que se realicen de manera adecuada las clases y tampoco se cuenta con espejos para que los niños puedan mirar y perfeccionar sus movimientos.


«Se esfuerzan por hacer piruetas sobre las encalladas plantas en sus pies», reveló Wamaya, quien es reconocido a nivel internacional también como un gran bailarín originario de Kenia. «Cuando tienen la oportunidad de ir a un estudio, son los mejores». Y eso también motiva a Kioko, quien destacó el esfuerzo que hacen los estudiantes al estar con el varias semanas para tomar su curso intensivo.


ninos rescatados de la pobreza con ballet en kenia 3

Los niños son rescatados de la pobreza en Kenia, a través del ballet. (Foto: Pinterest)


«Tienen que dejar por un tiempo sus casas, a sus familias, pero lo hacen a sabiendas que pueden obtener una beca con la que también se les apoya para tener un mejor lugar para vivir no sólo para ellos sino también para sus familias», sentenció Joel Kioko al tiempo que recuerda que las carencias que ellos padecen, también él las sufrió alguna vez.


Apoyar al más necesitado quizá es un reflejo de muchos de quienes padecieron también alguna vez la pobreza y la marginación. Muchos se olvidan de sus orígenes, de la tierra que, por muy pobre que sea, los vio nacer y crecer. La evolución del lugar depende también del agradecimiento de aquellos que alguna vez la habitaron. Rescatar a los niños de la pobreza a través del ballet, es algo que Joel Kioko y Mike Wamaya, quieren hacer por Kibera.


Podría interesarte:


Así es como la música hace que los niños se olviden de la pobreza en Kenia

Estudio comprueba que lo único que realmente nos une como humanidad es la música


ETIQUETAS: Arte Derechos Humanos
REFERENCIAS: EFE VICE News
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS