Adiós para siempre a las legendarias guitarras Gibson

Lau AlmarazMiércoles, 2 de mayo de 2018 17:16

shares
Cultura gibson se declara en bancarrota

La empresa que fabrica las guitarras Gibson se declara en bancarrota


Legendarias como las manos que las tocaron. Virtuosos aquellos que pudieron tener una guitarra Gibson en sus manos y provocaron en las multitudes emociones múltiples. Las guitarras eran las estrellas en el escenario. Siempre lo fueron.


Kirk Hammet y James Hetfield (Metallica), Slash (Guns N’ Roses), Jimmy Page (Led Zeppelin), Stone Gossard y Mike McCready (Pearl Jam), Bob Marley, George Harrison, Carlos Santana, Eric Clapton y Billy Gibbons (ZZ Top), fueron algunos de los más grandes guitarristas en la historia de la música. Ellos crearon riffs con una Gibson.


Pero es tiempo de decir adiós y será una despedida triste. La situación del histórico fabricante de guitarras Gibson es insostenible y quien fuera el gigante de la creación de estos icónicos instrumentos desde 1902, se acaba de declarar oficialmente en quiebra.


gibson se declara en bancarrota 1

George Harrison utilizaba guitarras Gibson para sus composiciones. (Foto: Pinterest)


¿Por qué Gibson se declaró en bancarrota?

Dicen que las guitarras comenzaron a verse como un instrumento del pasado. Las ventas cayeron estrepitosamente y las deudas que la compañía tenía, hicieron imposible su recuperación económica, específicamente una de más de 500 millones de dólares. Para hacer crecer un poco la esperanza de mantener con vida a la compañía, Gibson adquirió la división de audio de Philips por 135 millones de dólares, pero eso tampoco funcionó.


¿El último recurso? Declararse en bancarrota para, a largo plazo, sacar adelante a la empresa. El rock no ha muerto y ellos se niegan a aceptar que las guitarras Gibson sí tengan un final y no precisamente uno feliz. Gibson decidió aceptar la protección legal otorgada por los tribunales en Estados Unidos para mejorar sus finanzas.


Kirk Hammett, integrante de Metallica, también hacía vibrar a las multitudes con sus solos con una Gibson Les Paul.

(Video: YouTube vía Uncitarra)


Si las guitarras se vendían, ¿porque Gibson quebró?

La venta, según datos obtenidos de la BBC, aumentó un 10 por ciento en 2017, llegando a los 122 millones de dólares de ingresos. Las guitarras Gibson eran distribuidas en más de 80 países y anualmente se vendían más de 170 mil guitarras. Sin embargo, esto no fue suficiente para salvarse de la quiebra.


gibson se declara en bancarrota 2

Jimmy Page emocionaba con sus solos en la Les Paul, a los fanáticos de Led Zeppelin. (Foto: Pinterest)


¿Cuáles fueron las guitarras que definieron a Gibson?

Desde 1902, Gibson creó un catálogo que incluyó modelos de guitarras como las SG, la Flying V, la Explorer, la J-45 y las Humminbird, pero sin duda su gran obra maestra fue la Les Paul, creada en 1940 por el guitarrista del mismo nombre. ¿Su objetivo? Crear una guitarra que le diera competencia a su rival Fender.


Por su parte, la Les Paul fue la primera guitarra de material sólido en el mercado musical. La tocaron músicos como Keith Richards (Rolling Stones), Noel Gallagher (Oasis), Duane Allman (The Allman Brothers) y Joe Perry (Aerosmith), entre muchos otros.


gibson se declara en bancarrota 3

Noel Gallagher fue otro de los músicos que cedió ante los encantos de las guitarras Gibson. (Foto: Pinterest)


La única manera de sanar sus finanzas es que los actuales dueños terminen cediendo la compañía. Por el momento, debido al tipo de música que está en boga en estos momentos, las guitarras Gibson no tienen un futuro halagador y consideran prácticamente imposible que vuelvan a dominar el mercado de instrumentos musicales.


Podría interesarte:


¿Por qué no quieren una estatua de David Bowie en Inglaterra?

"¿Qué haces si te ponen una pistola en la cabeza?": los músicos que trabajan para el narco

Músico mexicano que participa en "Coco" recibe sólo tres mil pesos por su trabajo

ETIQUETAS: música Arte cultura
REFERENCIAS: El País BBC
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS