Así funciona el síndrome que te hace festejar los fracasos ajenos

Fernando CastilloMiércoles, 18 de abril de 2018 15:27

shares
Ciencia sindrome schadenfreude

La filosofía y la ciencia dice que los efectos de este síndrome se reflejan más en las rivalidades deportivas y en las finanzas


El bullying que inundó las redes sociales durante la derrota del Barcelona ante la Roma, no fue en su gran mayoría por celebrar el triunfo del conjunto italiano, sino en disfrutar la caída del máximo rival por parte de muchos madridistas y haters del equipo catalán. Esta reacción tiene una explicación psicológica y es conocida como el síndrome de "Schadenfreude".


El placer que sintieron los centroamericanos tras la derrota de la selección mexicana 7-1 contra Chile en Copa América, el ejército de memes brasileños que cayeron sobre la selección argentina tras la derrota de 6-1 frente a España, y muchas otras satisfactorias derrotas contra el máximo rival, desencadenan este concepto alemán por sentir placer en la humillación ajena.


sindrome schadenfreude 1

Los clásicos memes tras humillantes derrotas, denotan el Schadenfreude. (Meme: BolaVip)


¿Cómo surgió?

Este concepto nació en la Alemania nazi en agosto de 1936, cuando un niño asistió con su papá a ver las presentaciones deportivas en el estadio olímpico de Berlín durante las Olimpiadas de ese año. El niño, harto de los nazis por tratar mal a los judíos, apoyó a cualquiera que no fuera el equipo alemán, disfrutando de las poquísimas derrotas de sus compatriotas. Ese niño era el laureado historiador alemán, Peter Gay.


Tras contar esta anécdota, Gay aseguró que iba en contra del equipo alemán y no a favor de los demás, de ahí el origen de su conceptualización que en español se traduce a júbilo y que científicamente se ha comprobado que brinda los mismos efectos de satisfacción que sentimos al tener sexo. ¡Así de fuerte es!


sindrome schadenfreude 2

Peter Gay celebró con júbilo las victorias de los atletas afroamericanos sobre los nazis en 1936. (Foto: La Tribuna)


El Schadenfreude en el deporte

En palabras del filósofo alemán Friedrich Nietzsche, «el síndrome del Schadenfreude se entiende y siente mejor en el terreno de juego que en los intereses propios». El autor de El Anticristo creía que este síndrome se trataba de una ‘venganza imaginaria’ que se activa con más fuerza cuando nos sentimos en desventaja.


Es por eso que las rivalidades futbolísticas son el mejor ejemplo de este síndrome cuando los denominados ‘anti-madridistas’ o ‘anti-culés’ disfrutan más la derrota de los equipos en cuestión que la victoria de sus propios conjuntos.


sindrome schadenfreude 3

Nada como restregarle al máximo rival un gol o una victoria. (Foto: Marca)


Schadenfreude y la economía

Es como ver tropezar o fracasar a nuestro jefe déspota en el trabajo. Por eso en el mundo del fútbol las rivalidades entre equipos tan opuestos como el América y las Chivas o Brasil y Argentina, generan un sentimiento tan poderoso en el archirrival que la satisfacción en la pasión deportiva incluso afecta factores externos como la economía.


sindrome schadenfreude 4

Las provocaciones al rival como síntomas del Schadenfreude. (Foto: Il Post)


Un ejemplo es un estudio realizado por el reconocido diario italiano Gazzetta Dello Sport que analizó el efecto del Schadenfreude en los ‘tifosi’ del AC Milan y el Inter (ambos equipos que cotizan en la bolsa) y su influencia en el mercado. Resulta que si el Milan gana, sus cotizaciones suben, pero si el Inter (máximo rival absoluto) pierde, el valor de las cotizaciones del Milan suben aún más que cuando ganan y viceversa.


Podría interesarte:


Así fue como el mundo vio caer al Barcelona en la Champions League

¿Es la chilena de CR7 el gol más bello en la historia de la champions?

Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS