Bufonofobia, el miedo que no sabías que le tenías a los sapos

Lau AlmarazLunes, 15 de junio de 2020 11:19

shares
Ciencia

La bufonofobia se caracteriza por ser un trastorno de ansiedad manifestado ante la presencia de estos animales.


Quizá nos pueda parecer hasta gracioso, sobre todo cuando en los cuentos nos han dicho por años que besar a un sapo supone que éste se convierta en un príncipe. Científicamente nunca se ha comprobado que esto suceda, claro está, pero lo que sí está comprobado por la ciencia es que habrá quienes jamás se acerquen a un sapo ya no digamos para besarlo, sino para siquiera tocarlo con la punta de nuestros dedos.


¿Has experimentado esta sensación? Si tu respuesta es sí, entonces el día de hoy te estás enterando que ese sentimiento se llama 'bufonofobia' y que te puede suceder no sólo con los sapos sino con muchos otros animales.


 1


¿Qué es la bufonofobia?

La bufonofobia es un trastorno de ansiedad en el que una persona experimenta un miedo exagerado e irracional a los sapos. Es muy diferente a lo que conocemos como batracofobia, en la que se incluyen a todos los anfibios como las ranas, los tritones y las salamandras.


Este miedo puede llegar a ser tal, que la persona incluso puede llegar a tener alucinaciones que incluyen el que el sapo pueda crecer en tamaño hasta llegar a devorarlos. La bufonofobia no tiende a ser incapacitante, salvo aquellos casos en los que la persona tenga que convivir habitualmente con estos animales.


 2


¿Cuáles son los síntomas de la bufonofobia?

De acuerdo a especialistas en estos trastornos, la sintomatología puede dividirse en tres grupos: síntomas físicos, cognitivos y conductuales. Los síntomas físicos incluyen vértigos y temblores, sensación de asfixia, sudoración en exceso, sensación de presión en el pecho, náuseas, alteraciones gastrointestinales y hasta desvanecimiento.


En cuanto a los síntomas cognitivos, las personas que padecen bufonofobia comienzan a asimilar una serie de creencias en torno a los sapos y sus capacidades. Tienen especulaciones obsesivas acerca de estos animales, imágenes de carácter catastrófico relacionadas con los sapos, terror a perder el control y no poder gestionar la situación satisfactoriamente, así como esa sensación de irrealidad, como el ejemplo que te contamos en donde creen que el sapo puede crecer hasta comerse a la persona que padece esta fobia.


Los síntomas conductuales radican en todos aquellos comportamientos que la persona tenga para evitar la posibilidad de cruzarse con algún sapo y así esquivar de manera momentánea la experimentación de sentimientos de angustia y ansiedad causadas por la presencia de estos animales, así sea en fotografías.


 3


¿Hay tratamiento contra la bufonofobia?

Hasta el momento no, porque no resulta ser un miedo incapacitante a excepción de aquellos que tengan que vivir en un entorno en el que convivan directamente con estos animales. Aunque se puede recurrir a la psicoterapia y a técnicas como entrenamientos de relajación y reestructuración cognitiva, la persona que padece la bufonofobia puede superar este miedo y continuar con tu vida de manera normal.


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado aquí.

__________________________________________________________

Foto de portada: National Geographic.


Podría interesarte:

Rescatan a Simba, cachorro de león a que le rompieron las patitas para entretener turistas

Encuentran pez remo en Cozumel y es relacionado con mito sobre maremotos y sismos

¡Hermoso! Así se ven desde las alturas más de 60 mil tortugas en el mar

ETIQUETAS: Animales Ciencia Fobias
REFERENCIAS: Ok diario
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS