Confirman la existencia de un agujero negro supermasivo en nuestra galaxia

Sam AlvaradoJueves, 1 de noviembre de 2018 12:56

shares
Ciencia pruebas sobre agujero negro supermasivo en la via lactea

No tenían las pruebas suficientes para determinar que era un agujero negro, pero eso cambió con las últimas observaciones.


Le habían puesto el nombre de Sagittarius A y no sabían exactamente qué era, sólo un “algo” en el centro de la Vía Láctea, existiendo misterioso dentro de nuestra galaxia. Creían que se trataba de un agujero negro supermasivo que se sitúa en el epicentro de la mayoría de las galaxias espirales y elípticas, sin embargo, ha dejado de ser una suposición porque un grupo de científicos ya lo confirmó. 


Que resulta que sí 

Un equipo internacional de astrónomos usó un instrumento especial en el European Space Observatory´s Very Large Telescope llamado GRAVITY para observar de cerca unas llamaradas infrarrojas emitidas por el anillo de gas que orbita alrededor del agujero negro. 


pruebas sobre agujero negro supermasivo en la via lactea 1

Imagen que muestra a Sagittarius A en la Vía Láctea. (Foto: Wikimedia Commons)


Lee también: La Vía Láctea se modeló gracias a un impacto hace millones de años


Hasta ahora ha sido la observación más detallada que se ha hecho del material cósmico que orbita cerca de un agujero negro.  Pero a partir de esta investigación el Observatorio Europeo Austral (ESO) informó que existe evidencia sólida de que, en efecto, en el corazón de nuestra galaxia hay un agujero negro supermasivo. 


¿Qué encontraron con esta observación? 

Las llamaradas se producen por materia que se encuentra extremadamente cerca del horizonte de eventos del agujero negro, el punto en el que no existe materia ni luz que pueda escapar de la gravedad del propio agujero negro. 


Y más allá del horizonte de eventos, se encuentra el llamado disco de acreción del agujero negro, un cinturón de gas que está orbitando a toda velocidad alrededor del agujero negro. 


Las llamaradas infrarrojas resultan de las interacciones magnéticas del gas extremadamente caliente y se originan en el punto más cercano del agujero sin ser atraído de manera inevitable hacia su interior. 


pruebas sobre agujero negro supermasivo en la via lactea 2

Este es el instrumento que usó ESO para observar el agujero. (Foto: ESO)


Oliver Pfuhl, astrónomo del Instituto Max Planck, declaró: 

Es alucinante presenciar realmente el material que orbita un agujero negro masivo al 30 por ciento de la velocidad de la luz. La tremenda sensibilidad de GRAVITY nos permitió observar el proceso de acreción en tiempo real con detalles sin precedentes. 

GRAVITY: el instrumento estrella 

Todas estas observaciones fueron posibles gracias a GRAVITY, un interferómetro, el cual combina las mediciones de luz de cuatro telescopios diferentes para lograr resoluciones de imagen mucho más altas. 


Lee también: ¡Adiós a un grande! Se apaga el telescopio Kepler después de años de descubrimientos


Además tiene un mecanismo de estabilización que permite exposiciones largas y que revelan los objetos débiles alrededor de un centro galáctico. 



Es así como pudieron apreciar a Sagittarius A, el agujero con una masa 4 millones de veces mayor que el Sol y descubrieron que los 26 mil años luz entre su centro y la Tierra están llenos de gas. 


Ahora, gracias al esfuerzo de este grupo de científicos sabemos qué es lo que existe en medio de nuestra galaxia. 


Podría interesarte:

VIDEO: El momento exacto en que explota un meteoro

Mira, mamá, sin quemarse: la sonda Parker rompe récord por cercanía al Sol

¿Vida en Marte? El agua del planeta rojo tiene suficiente oxígeno para albergar organismos

ETIQUETAS: Universo Agujero negro Ciencia
REFERENCIAS: Gizmodo
Sam Alvarado Sam Alvarado

COMENTARIOS