"La lucha contra el machismo empieza con una vasectomía" y el luchador Spartako ya se la hizo

Gustavo PinedaJueves, 16 de noviembre de 2017 17:35

shares
Ciencia

Spartako bajó del ring para iniciar una nueva batalla, concientizar a los hombres para hacerse la vasectomía, el primer paso de la lucha contra el machismo.

Spartako “El Guerrero Máximo”, es un luchador colombiano asentado en Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México, que tomó una de las decisiones más importantes fuera del ring: hacerse la vasectomía como un acto de amor no sólo para apoyar a su esposa y familia, sino para iniciar su lucha personal contra el machismo.


Desde hace cinco años llegó desde su natal Colombia a un país que lo recibió con los brazos abiertos. Experto en artes marciales mixtas y con 18 años de carrera en el arte del pancracio, llegó para ser entrenador en el gimnasio de la emblemática Arena Azteca Budokan, en Nezahualcóyotl, pero nunca esperó enamorarse a primera vista.


«Yo no creía en esas cosas, pero sí fue amor a primera vista. Y me casé con una hermosa mujer, Esther Moreno, ella también es luchadora, es mexicana y tiene una impresionante e importante carrera en el ring».


Spartako lucha contra el flagelo machista en México, siendo uno de los primeros luchadores en realizarse la vasectomía (Foto: Jorge López / Cultura Colectiva Noticias)


Al paso de los años observó que su mayor lucha no sería en el ring como personaje independiente, al contrario, la verdadera batalla la debía sortear llamando a que los hombres hicieran conciencia para hacerse la vasectomía. Así, inició una campaña. para tener un impacto global.


Después de tomar la decisión de no tener más hijos, Spartako recibió la invitación de Jonathan Stack, un documentalista neoyorkino nominado en dos ocasiones al Oscar, quien lo llamó para formar parte del Día Mundial de la Vasectomía, fecha que se conmemora cada 17 de noviembre.


Spartako tiene una batalla contra el mito y temor de los hombres a realizarse la vasectomía. (Foto: Jorge López / Cultura Colectiva Noticias)

 

El pasado domingo 5 de noviembre, le realizaron la operación con máscara puesta, anestesia local y con una duración de aproximadamente 30 minutos.


«No me dolió nada. Me siento perfectamente, me siento más enérgico, con más ganas de trabajar. Pobre de mis rivales con la fuerza que cargo ahora. El próximo 19 de noviembre estaré en el Monumento de la Revolución en un show de lucha, e imagínate... Me acaban de operar apenas».


Para el luchador colombiano, los mitos sobre la vasectomía son un acto de ignorancia que deben romperse en el imaginario colectivo de los hombres.


«La vasectomía es uno de los pocos métodos de planificación familiar para hombres donde me cortaron dos tubitos para que el esperma no pase con el semen, y ya no se tienen hijos, es todo. Dato, no fue con bisturí, fue con pinzas, unos aparatos especiales muy avanzados y anestesia local. Me siento igual, orino igual, no duele nada. En el quirófano tenía la máscara puesta mientras me grababan para un documental que está haciendo Jonathan, hasta hice bromas».


Spartako luchará después de 15 días de operarse para demostrar los pocos riesgos después de la vasectomía (Foto: Jorge López / Cultura Colectiva Noticias)


A once días de su operación su vida sexual, personal y profesional recuperaron su rumbo cotidiano.

 

«Salí caminando, fui a comer y llegué a casa. Me pidieron guardar reposo cuatro horas, me puse hielo como medida de prevención. Dos días después sin ningún dolor, tuve una molestia, pero mínima, y a los cinco días pude empezar mi vida sexual y todo normal».

 

A nivel internacional, la planificación familiar recae en los hombros de las mujeres quienes toman pastillas anticonceptivas, inyecciones, utilizan el dispositivo intrauterino (DIU), parches, anillos, condones, entre otros.


De acuerdo con cifras de Naciones Unidas, se calcula que en los países en desarrollo unas 214 millones de mujeres en edad fecunda desean posponer o detener la procreación pero no utilizan ningún método anticonceptivo moderno por la falta de acceso, gratuidad o por problemas hormonales que algunos de estos métodos generan.


Spartako junto a su esposa Esther Moreno. (Foto: Cortesía)

 

En este sentido, Spartako afirmó que existe una cultura machista que los hombres deben erradicar y sumarse a la lucha para defender los derechos de las mujeres con tal de evitar que ellas arriesguen su vida, periodo, físico y evitar embarazos no deseados.

 

«Soy luchador, y nosotros debemos darle un nuevo significado a la batalla. Por mucho tiempo hemos sido símbolo del machismo mexicano, pero no somos machistas. Basta de esa cultura estúpida donde los hombres esparcen su esperma de pareja en pareja, como dicen “dejen de andar de bandidos”. Planifiquen, como hombres lo mejor es ser responsables».

 

Finalmente, Spartako invita a los hombres a unirse a la campaña por el Día Mundial de la Vasectomía.

 

«A todos los latinos y mexicanos los invito a ser responsables, a pensar qué consecuencias es traer hijos al mundo de los que no se pueden hacer cargo. Un hijo no necesita dinero, necesita compañía y tiempo. Planifiquen bien sus hijos, como hombres no lo piensen más. Aquí en México es gratis, en cualquier hospital del gobierno te la hacen gratuita, en mi país cuesta hasta mil 500 pesos, de todos modos es barata. Se trata de un acto de amor y responsabilidad».




Por: Gustavo Pineda Negrete




Podría interesarte:


Jorge vendió su colección de Tortugas Ninja para apoyar a los damnificados del sismo

«¡Silencio! ¡Levanten los puños!»: Así salvaron las brigadas ciudadanas cientos de vidas en la CDMX

La lucha de Rafael, medallista mexicano en los Gay Games, contra la discriminación LGBT


Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS