Joven mexicano crea un brasier para detectar el cáncer de mama

Cultura ColectivaViernes, 22 de diciembre de 2017 15:34

shares
Ciencia

La efectividad del dispositivo es de 93 % y, aún en su fase beta, las pruebas son menos agresivas que las mastografías.

Julián Ríos Cantú inventó un brasier con el que se puede detectar cáncer. Tiene 17 años, es estudiantes de Ingeniería Física en el TEC de Monterrey y su invento de inteligencia artificial permitirá hacer diagnósticos más precisos y sin riesgos sobre el tipo de cáncer que más mujeres mata en el mundo.


Su invento no es una ocurrencia estudiantil, por desgracia, Julián sabe de primera mano lo que implica lidiar con el cáncer de mama pues a su madre le extirparon los dos senos, por lo que estuvo a punto de morir, todo por un mal diagnóstico. Desde entonces decidió aprender todo sobre el cáncer que lastimó a su familia y hacerle frente. Así fue como desarrolló, junto con cuatro compañeros de la escuela, unos sensores cuya interpretación de algoritmos tiene la capacidad de comparar en una base de datos con 1000 diagnósticos positivos en cáncer sus resultados. Esto crea mapas con imágenes termográficas que permiten observar qué tipo y fase de cáncer se enfrentará.


Autoexamínate. (Fuente: Revista Amiga)


Suena fácil, pero la investigación para el desarrollo ha requerido mucha disciplina y trabajo. No es gratuito que su invento apunte a un mercado de más de 100 millones de dólares. Pues, según la OMS, cada año se detecta 1.3 millones de casos de cáncer de mama a nivel mundial, lo que representa el 16 % de cánceres mortales en mujeres.


El primer prototipo del brasier ya fue probado con una efectividad de 93 %, de acuerdo con la base de datos disponible (una fase beta). Y por supuesto al proyecto se han sumado al menos unos 11 expertos de instituciones reconocidas como la Universidad de Stanford, Amazon, oncólogos y otros estudiantes del Tec de Monterrey. Según el procedimiento probado, tienes que ponerte el brasier por entre 60 y 90 minutos a la semana para poder hacer un análisis con menos margen de error; aunque se espera que pronto se logre obtener información en tiempo real.


Equipo de desarrollo de brasier Eva. (Fuente: Starnews.mx)


Hacer uno de estos brasieres cuesta sólo mil pesos mexicanos, pero la inversión que se necesita para los trámites ante la Comisión federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, así como algunas otras pruebas preclínicas, clínicas y de seguimiento está calculada en por lo menos dos millones de dólares en la primera etapa.


Ríos es un joven emprendedor, por lo que la búsqueda de fondos no ha sido imposible, y aunque todavía le falta mucho dinero por reunir, ya tiene experiencia como emprendedor con su pequeña empresa de biosensores llamada Higia y con la que ganó el Premio Nacional Estudiante Emprendedor, organizado por Entrepreneur’s Organization.

Por lo pronto, la empresa ya está en la segunda fase del brasier (llamado Eva) cuyos ajustes costarán cerca de 2 mil 500 pesos. Lo mejor es que se espera que este prototipo sea usado por pacientes de instituciones públicas y privadas.


Podría interesarte:


Estudio reveló que el uso de píldoras anticonceptivas podría provocar cáncer de mama


Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS