PUBLICIDAD

CIENCIA

Científicos descubren al culpable de tu falta de interés por el sexo

Así es, no es tu culpa. Hay una hormona llamada kisspeptina y es la culpable de la falta de apetito sexual.

 

¿Sabías que la hormona kisspeptina es la culpable de la falta del apetito sexual?

 

Probablemente tampoco habías escuchado hablar de ella. Pues bueno, a ella se debe en gran parte tu apatía sexual.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

La kisspeptina es la “maestra reguladora de la reproducción” y esta se encarga del control de la producción de los espermas y de los óvulos.

 

Es conocida como "la maestra reguladora de la reproducción" porque controla la producción de espermatozoides y ovarios. (Foto: Getty Images)

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

Hasta ahora se sabía que la kisspeptina afectaba al apetito sexual con la presencia de algún estímulo.

 

Los científicos probaron mediante un experimento con 30 voluntarios que la hormona también actuaba cuando el cerebro se encuentra en reposo, un efecto vinculado con el deseo sexual y la excitación.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

 

La kisspeptina es capaz de generar un gran impacto en nuestro estado de ánimo y cambiar la actividad en las redes cerebrales clave en reposo. (Foto: Yahoo)

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

De manera más geek...

La hormona kisspeptina es secretada en la placenta y en el hipotálamo. Sus receptores se encuentran repartidos a lo largo de todo tu cuerpo.

 

Es “codificada” (interpretada) por el gen Kiss1 (irónico, ¿no?) que juega un papel primordial en la supresión del melanoma y en la metástasis del cáncer de mama.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

En un estudio del Imperial College de Londres y publicado en la revista Journal of Clinical Investigation Insight, los científicos descubrieron que la hormona kisspeptina es capaz de potenciar circuitos en nuestro cerebro que se asocian con el comportamiento sexual.

 Antes del año 2001, la hormona kisspeptina era conocida como “metasina”. (Foto: Noticieros Televisa)

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

Ante este hallazgo, el investigador del Imperial College y autor principal del estudio, Waljit Dhillo, destaca la posibilidad de tratar la depresión desde un punto de vista diferente.

Aunque previamente se había investigado cómo la kisspeptina afecta el cerebro cuando se encuentra en estado activo, es la primera vez que hemos demostrado también que afecta al cerebro en estado de reposo. Estos resultados sugieren que la hormona podría utilizarse como tratamiento de enfermedades relacionadas con deseo sexual bajo y en casos de depresión.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Podría interesarte:

¡Oh, sí! Tu cara de orgasmo varía de acuerdo a tu cultura según este estudio

Descubre el nuevo condón que se lubrica mientras tienes sexo

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD