El gen que revierte y suprime los traumas de los soldados en la guerra ya es una realidad

Fernando CastilloViernes, 8 de diciembre de 2017 12:45

shares
Ciencia

Más de dos millones de personas, sobretodo soldados de guerra, sufren de estrés postraumático y este gen podría apagar sus demonios.

Estados Unidos sufre un problema de salud del que poco se habla: según datos del Centro Nacional de Estrés Postraumático (PTSD por sus siglas en inglés), el 8 por ciento de la población estadounidense, el equivalente a 24.4 millones de personas, tienen problemas de estrés postraumático, principalmente las personas que formaron parte del Ejército (como Rambo o el teniente Dan).

 

La psicoterapia para tratar estos síndromes neurológicos es muy diversa y muchas veces pueden no funcionarle al paciente, pues depende, en gran medida, del nivel estrés que maneje cada uno de ellos. El tratamiento es una terapia cognitiva-conductal, pero aún se considera imperativo para la ciencia médica que encuentre una solución cien por ciento eficaz para controlar los diferentes niveles de postraumatismo.



Según estudios recientes del Langone Medical CenteR, en colaboración con la Universidad de Harvard y otras organizaciones médicas, la manipulación de un gen específico podría revertir la aparición del trauma en los soldados. El gen, conocido como FKBP5, que no es más que una proteína de unión neuronal, se encarga de la formación de la memoria relacionada con el trauma.

 

Isaac Galatzer Levy, investigador en jefe del estudio y profesor del departamento médico, dijo en su blog personal que la mayoría de las personas que han estado expuestas a un evento mortal o traumático como el combate o la agresión física, podrían seguir respondiendo violentamente ante cualquier sospecha de agresión en su contra, a lo que llaman “una falla para extinguir”.

 

Estas fallas se caracterizan por síntomas como pesadillas, pensamientos intrusivos, hiperexcitación violenta, entre otros. Ejemplificó un caso de un soldado en Irak quien tenía que inspeccionar áreas desérticas donde supuestamente había minas explosivas ocultas bajo escombros de basura y de vuelta a EUA, cualquier pieza de basura que veía en la calle le significaba una amenaza potencial, por lo que estallaba en un estrés violento.


El 8 % de la población estadounidense formó parte del Ejército y sufre de eventos postraumáticos. (Foto: AFP)


Dicho estrés libera una serie de compuestos conocidos como glucocorticoides, una reacción neuronal natural que ayuda al sistema nervioso a hacer frente a las fuertes demandas mentales. El gen FKBP5 puede calmar los nervios y anular el mecanismo del miedo.


«En conclusión, estos estudios sugieren que dichos déficits pueden ser refutados por el gen FKBP5 aunque todavía falta mucho para que el estrés postraumático pueda ser abolido por esta vía», detalló el experto y profesor en neurociencia, John Krystal.


Podría interesarte:


¿Por qué los soldados colombianos sufrieron amputaciones genitales?

La perturbadora decapitación de un miembro de ISIS por soldados sirios

Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS