¿Existe un gen criminal? Esto dice la ciencia

Sam AlvaradoLunes, 22 de octubre de 2018 14:49

shares
Ciencia estudios determinan si existe un gen criminal

¿La gente se vuelve criminal o ya lo trae inscrito desde su nacimiento? La ciencia se preguntó por el origen de la violencia humana y esto fue lo que descubrieron.


¿El criminal nace o se hace? Los humanos nos hemos preguntado eso desde tiempo ancestrales. Cuando alguien realiza un crimen brutal, por ejemplo en el caso de los asesinos seriales, ¿esa violencia se determinó sólo por el ambiente en el que crecieron o también está implicada la genética? ¿Nacemos siendo propenso de realizar actos monstruosos? La ciencia también se lo ha preguntado y esto es lo que han encontrado.


El papel de la genética 

A través de la ciencia se han querido encontrar las claves para comprender el comportamiento humano y concretamente, la epigenética se ha volcado sobre este objetivo. 


Por ejemplo, la profesora de neuroepigenética de la Universidad de Zúrich, Isabelle Mansuy, investiga el desarrollo epigenético de las experiencias y el estilo de vida, además de cómo éstas se transmiten a las futuras generaciones.


estudios determinan si existe un gen criminal 1

La epigenética podría ser una clave para explicar parte del comportamiento humano. (Foto: ElMed)


¿Qué es la epigenética?

Para explicar cómo funciona, Mansuy explica que el código genético (ADN) no cambia, por lo que se puede decir que es como el hardware de una computadora. Pero por otro lado, la epigenética son todos los procesos que alteran la función del código genético, o sea una especie de software. En última instancia, es el software el que decide qué tiene que hacer el hardware, por lo que se asegura que el código genético, el hardware, no es nada sin los factores epigenéticos. 


¿Entonces hasta dónde lo que vivimos repercute es nuestro código genético? Se ha visto que existe un impacto directo, por ejemplo la forma en la que se pliega el ADN está influenciada por experiencias y el estilo de vida, o recientemente se encontró que las experiencias traumáticas y la violencia dejan una huella en el ADN


Lee también: El abuso sexual y emocional infantil deja una cicatriz en el ADN de las víctimas


Además, como si fuera poco, también se ha demostrado que estas modificaciones en el ADN se pueden transmitir. Aún no se sabe hasta qué punto, pero hay pruebas de la transmisión en la descendencia. 


¿Los trastornos se heredan? 

Thomas Elbert, profesor de psicología clínica y neuropsicología de la Universidad de Constanza, estudia cómo los traumas afectan la psique humana y ya realizó varios estudios de campo en zonas de crisis, en especial con niños soldados, para explicar que el comportamiento también recurre a teorías epigenetistas. 


En un artículo publicado en 2017, Ebert y su equipo de investigadores demostraron algo impresionante: que el estrés traumático que sufre una mujer embarazada se puede detectar hasta en los nietos, es decir, que la metilación del ADN transmite el estrés durante generaciones sin que los hijos o los nietos hayan sido sometidos a experiencias traumáticas. 


estudios determinan si existe un gen criminal 2


Pongámoslo en un caso extremo: ¿es posible que la violencia brutal de alguien que comete un asesinato sea resultado de experiencias violentas y traumáticas que lo anteceden? De ninguna manera sería una manera de justificar porque todavía existe lo que se llama libre albedrío, pero sí sería un factor determinante que nos arrojaría luz sobre el comportamiento humano. 


Elbert y Mansuy coinciden en que no, en que tienen que confluir muchos factores para que un niño se convierta en un criminal violento. 


La epigenética es determinante, pero no lo es todo 

De cualquier modo, para Elbert un entorno epigenético tóxico puede aumentar la disposición a la violencia de acuerdo con el medio DW: “Cuando una madre embarazada vive una tensión potencialmente mortal y le transmite esa información al niño, este puede entrar en un entorno violento. Entonces, el código genético se lee de otra forma”. 


Lee también: La historia de dos hermanos que se encontraron gracias a una prueba ADN



Pero los investigadores aseguran también que no se puede decir tal cual que “la violencia está en los genes”, ya que también es posible combatir las modificaciones epigenéticas y se puede recurrir al control de los impulsos a través fue psicoterapia y otras herramientas. 


Por lo tanto, lo importante es saber que la epigenétivca es dinámica y las modificaciones genéticas pueden mejorarse a través de las experiencias y el entorno. 


Podría interesarte:

¿Es realmente peligroso tener un hijo con tu primo/prima?

¿Se puede predecir si vas a tener esquizofrenia?

La primera red de cerebros conectados para compartir pensamientos

ETIQUETAS: Ciencia Estudios Científico
REFERENCIAS: DW DW
Sam Alvarado Sam Alvarado

COMENTARIOS