Esta serpiente cósmica amenaza con producir una explosión devastadora en la Vía Láctea

Sam AlvaradoMartes, 20 de noviembre de 2018 14:11

shares
Ciencia apep estrella en via lactea forma de serpiente amenaza con explosion

Este tipo de explosiones son de los fenómenos más enérgicos y peligrosos del Universo, y no pasará tan lejos de nosotros.


KABOOOM 

Un grupo de científicos encontró algo emocionante: un sistema estelar en nuestra propia galaxia de la que no se tenían noticias antes. 


Lo trascendente de esto es que una de las estrellas de este sistema, sólo una que está a la cortísima distancia de 8 mil años luz de la Tierra, es la primera en la Vía Láctea que puede producir una inmensa y peligrosa explosión de rayos gamma cuando estalle como supernova masiva y muera. Este es uno de los eventos más energéticos, brillantes y peligrosos del Universo. 


La otra noticia: la explosión según los cálculos sucederá “pronto” en términos astronómicos, a tan sólo 100 mil años del día de hoy. 


Lee también: ¡Ya hay fecha para que el hombre llegue a Marte! Esto es lo que dice la NASA


apep estrella en via lactea forma de serpiente amenaza con explosion 1

En el centro de la "serpiente" se pueden ver las tres estrellas luminosas. (Foto: Live Science)


¿La explicación? 

El sistema estelar se llama oficialmente 2XMMJ160050.7-514245, pero como no tienen ningún sentido los investigadores lo apodaron “Apep” (Apofis) por la divinidad egipcia del caos. Esto le queda como anillo al dedo pues el sistema está rodeado de molinillos largos y ardientes de materia lanzada al espacio, lo que hace que tenga la forma de una serpiente cósmica. 


Esos molinillos de lo que hablamos provienen de una par de estrellas binarias Wolf-Rayet en órbita en el centro del sistema, las cuales están demasiado juntas y se ven como un sólo punto luminoso, cerca de otro más tenue que está en una órbita más distante. 


El punto es que estas estrellas Wolf-Rayet son soles ultramarinos que han llegado al final de su vida y han quemado todo su hidrógeno, por lo que fusionan elementos más pesados, giran a grandes velocidades (aproximadamente 12 millones de kilómetros por hora) y lanzan material al espacio. También suelen ser tan brillantes que los astrónomos pueden detectar su existencia en otras galaxias. 


Cuando los núcleos de este tipo de estrellas colapsan se desencadenan las supernovas que pueden crear largos estallidos de rayos gamma que a veces se detectan en el espacio profundo. 


¿Y cuando estas exploten nos harán algo? 

En el caso de Apep se creía que estaba lo suficientemente cerca para causarle un grave daño a la Tierra, pues después del bombazo una ráfaga de ese calibre podría literalmente barrer la atmósfera y dejarnos expuestos antes los rayos ultravioletas del Sol, lo que sería fatal. Estos estallidos duran entre unas pocas milésimas de segundo y unas horas, y puede liberar tanta energía como uno que libera el Sol durante toda su vida. 



Para suerte nuestra, el estallido no apunta hacia la Tierra, por lo que al parecer nos salvaremos por un pelito. 


Lee también: Frente a nuestras narices: descubren una galaxia fantasma junto a la Vía Láctea


“Una explosión semejante podría poner en peligro a la Tierra, aunque seríamos increíblemente desafortunados si nos alcanzara directamente. Eso sí, cuando explote, será la estrella más brillante del cielo durante algún tiempo”, asegura Joe Callingham del Instituto Holandés de Radioastronomía y autor principal de este estudio que fue publicado el día de ayer en la revista Nature Astronomy. 


En última instancia los científicos no pueden asegurar al cien por ciento el futuro de Apep, sólo esperamos que, si por alguna extraña razón hay vida humana en 100 mil años, estas estrellas no exploten lo suficientemente cerca de la Tierra para arrasar con todo. 


Podría interesarte:

¡China tiene un Sol artificial que llega a 100 millones de grados centígrados!

Un "huracán" de materia oscura se dirige a toda la velocidad directo hacia la Tierra

La nave espacial Juno vio un “ojo de dragón” y un “delfín” cósmico en Júpiter

ETIQUETAS: Universo Ciencia
REFERENCIAS: Live Science
Sam Alvarado Sam Alvarado

COMENTARIOS