¿Qué le pasará a nuestro Sol cuando muera? Creen que se verá así

Sam AlvaradoViernes, 11 de enero de 2019 18:20

shares
Ciencia el sol se convertira en una esfera de cristal cuando muera

Los investigadores encontraron por primera vez una “estrella de cristal” y ahora saben cuál será el futuro de nuestro Sol.


10 mil millones de años. Este es el tiempo que los científicos le dan de vida a nuestro Sol, el astro Rey, el proveedor de la vida en la Tierra. Después de eso, se convertirá en una enorme esfera de cristal inerte. 


¿Por qué lo saben ahora? 

Aunque no lo creas, antes no se tenía la certeza, sin embargo un nuevo descubrimiento ha hecho posible ampliar la investigación. 


Un equipo de investigadores del Departamento de Física de la Universidad de Warwick logró encontrar evidencia directa de una “estrella de cristal” POR PRIMERA VEZ. La peculiaridad de la estrella de cristal es que ha pasado del estado gaseoso o líquido al sólido. 


Se dio a conocer el descubrimiento esta semana a través de un artículo publicado en Nature, en el que Pier-Emmanuel Tremblay y su equipo aseguran que a pesar de ser la primera vez que lo detectan, el cielo debe estar repleto de este tipo de estrellas. 


Lee también: Detectan una misteriosa señal de radio que llega de una galaxia lejana... ¡otra vez!


el sol se convertira en una esfera de cristal cuando muera 1

El Sol pasará por ciertas fases que lo llevarán a su muerte. (Foto: Código Espagueti)


Cadáveres del cielo 

Ya se sabía anteriormente de un tipo de “cadáveres estelares”, las enanas blancas, con núcleos ricos en oxígeno y carbono, resultado de una transición de fase muy parecida a la del agua que se convierte en hielo, aunque a temperaturas mucho más altas. 


¿Y qué pasa con las enanas blancas? Son los restos de una estrella similar al Sol cuando se ha acabado todo su combustible nuclear. 


Dato curioso: las enanas blancas son de los objetos más antiguos de todo el Universo, una huella apagada que perdura por millones y millones de años. Además son muy útiles para los astrónomos, ya que su ciclo de vida permite usarlas como “relojes cósmicos” con los que se puede estimar la edad de las estrellas vecinas. 


Los científicos aseguran que más del 95% de las estrellas conocidas, nuestro Sol incluido, pasarán por esta fase. 


Una enana blanca es, al final de cuentas, el núcleo denso superviviente de una estrella gigante roja (otra fase por la que pasará nuestro Sol) después de su muerte, un cascarón que se enfría poco a poco. 


Retrasar el envejecimiento 

Para encontrar esto, el equipo selecciono 15 mil candidatas a ser enanas blancas. La selección se hizo a partir de las observaciones de Gaia, el satélite europeo. Se analizaron todos los datos de color y luminosidad disponibles de las estrellas elegidas. 


Así se dieron cuenta que había una acumulación excesiva de estrellas con colores y luminosidad que no correspondían a una única masa o edad cuando se ponían en perspectiva con los modelos evolutivos de las estrellas. 


¿Esto que quiere decir? Que esas estrellas encontraron un modo de ralentizar su proceso de enfriamiento y, con ello, su envejecimiento. Esto es tan impresionante que en algunos casos se había disminuido el envejecimiento hasta en 2 mil millones de años, el 15% de la edad de nuestra galaxia. 


De acuerdo con Tremblay: 

Se trata de la primera evidencia directa de que las enanas blancas cristalizan, pasando del estado gaseoso o líquido al sólido. Hace cincuenta años se predijo que deberíamos ser capaces de observar un aumento en el número de enanas blancas en ciertos valores de luminosidad y color debido a la cristalización. Pero sólo ahora hemos conseguido observar eso. 

Lee también: ¡Encuentran una supertierra a cientos de años luz que podría ser habitable!



¿Un cielo repleto de esferas de cristal? 

Tremblay siguió explicando: 

Todas la enanas blancas –prosigue el investigador– cristalizarán en algún momento de su evolución, aunque las enanas blancas más masivas pasan antes por ese proceso. Lo cual significa que miles de millones de enanas blancas de nuestra galaxia ya han completado el proceso y son, esencialmente, esferas de cristal en el cielo. El Sol mismo se convertirá en una enana blanca cristalina en unos 10 mil millones de años. 

La cristalización es un proceso con el que un gas o un líquido pasa a tener un estado sólido, y sus átomos forman una estructura ordenada. 

Para explicar las observaciones no sólo tenemos evidencia de la liberación de calor al solidificarse, sino también de una cantidad de energía considerablemente mayor. Creemos que esto se debe a que el oxígeno cristaliza primero y luego se hunde hasta el núcleo de la estrella, en un proceso similar a la sedimentación en el lecho de un río en la Tierra. Esto empujará el carbono hacia arriba y esa separación liberará energía gravitacional. 

Esto es un gran pasa para determinar las edades precisas de las enanas blancas más frías, y por lo tanto también las estrellas más viejas de la Vía Láctea. Por primera vez se ha logrado entender el interior de las enanas blancas como nunca antes y ahora sabemos en qué acabará nuestro Sol. 


Podría interesarte:

Nuevos miembros de la familia: encuentran exoplanetas del triple de tamaño de la Tierra

China logra el primer aterrizaje en el lado oscuro de la Luna y así es como se ve

La NASA supera un sobrevuelo histórico del cuerpo celeste más distante

ETIQUETAS: Universo Ciencia
REFERENCIAS: ABC
Sam Alvarado Sam Alvarado

COMENTARIOS