La atrofia muscular podría tener cura después de ser probada en un niño de 3 años

Fernando CastilloMiércoles, 6 de diciembre de 2017 17:08

shares
Ciencia

El novedoso medicamento no ha sido distribuido principalmente por el alto costo de su tratamiento

La Spinraza es un novedoso medicamento alemán que ataja la atrofia muscular espinal, enfermedad que padece un pequeño niño español de tres años de edad, quien también será el primer humano al que se le aplicará el excepcional tratamiento, después de que le extrajeran 2 mililitros de líquido encefalorraquídeo.


El costoso medicamento aún no ha podido ser suministrado masivamente, ya que por su precio, los ministerios e instituciones encargados de la salud en los países occidentales no han llegado a un acuerdo con la multinacional farmacéutica estadounidense Biogen, la encargada de replicar su fabricación de patente alemana. El costo del medicamento con tratamiento oscila los 800 mil euros.


Tiago, el niño que sufre la atrofia muscular, pudo recibir el medicamento por ser el primer paciente de la Unión Europea afectado por el extraño síndrome genético. El Parlamento gallego pudo negociar la adquisición de la patente de manera gratuita con la Consellería de Sanidad.


Tiago ahora puede tener una postura correcta y levantar objetos. (Foto: El País) 


La atrofia muscular es una rarísima deficiencia muscular que debilita considerablemente la fuerza del paciente, sin embargo ,dos meses después de que Tiago recibiera el medicamento, ya puede sostener objetos poco pesados como plumas y pelotas, además de poder mantener su espalda recta.


«Los doctores están sorprendidos por el avance tan rápido, pero hay que esperar a ver qué sucede», dijo a El País, Carmen Vázquez, madre de Tiago.


La Spinraza fue aprobada médicamente por la Agencia Sanitaria Estadounidense y por Agencia Europea del Medicamento, siendo España el primer país en adquirir la medicina para tratamiento.


Los tratamientos acuáticos son los más convencionales contra la atrofia convencional. (Foto: Ciencia Tecno) 


La enfermedad es tan extraña que sólo la padecen una de cada 10 mil personas donde la progresiva pérdida de musculatura dificulta a los pacientes el simple hecho de poder levantar un objeto liviano, también puede repercutir en la postura y en el caminar. Los casos más severos son cuando se dificulta respirar o tragar por lo que el paciente podría morir de asfixia.


Si el tratamiento resulta cien por ciento exitoso, el tratamiento será distribuido en toda la red pública de salubridad de Europa. «Somos conscientes de que podría no ser una cura definitiva, pero sí es un enorme avance para todos los que padecen esta extraña enfermedad», opinó Carmen.


Podría interesarte:

Las moscas transportan más enfermedades de las que se creía


Fernando Castillo Fernando Castillo articulista internacional

COMENTARIOS