Científicos muestran cómo será el rostro en el futuro

Cultura ColectivaSábado, 8 de septiembre de 2018 16:26

shares
Ciencia muestran el rostro del futuro

Una cabeza más abultada en la parte del cerebro será uno de los rasgos del rostro humano del futuro, revela un estudio científico.


La cabeza más grande en la parte del cerebro y una mandíbula reducida serán las características de la cara del hombre del futuro, consigna un estudio publicado este sábado por el diario argentino El Clarín.


Bajo la premisa de que la evolución no se detiene y la cara está en proceso de cambio, los científicos determinaron cómo serán los humanos en el futuro.


muestran el rostro del futuro 1

Las previsiones son una cabeza más abultada y mandíbula más pequeña. (Ilustraciones El Clarín/ Néstor Canavarro)


De acuerdo con lo publicado, y citando a especialistas como el genetista Adam Wilkins, autor de Making Faces.The Evolutionary Origins of the Human Face, el rostro cambia según las necesidades del ser humano.

Uno de los grandes cambios de la cara está asociado al tamaño del cerebro y relacionado con la evolución del propio cerebro, que permitió que tengamos más posibilidades expresivas, básicamente porque somos seres sociales y cooperativos y necesitamos esas características.


Lee también: ¿Será una mujer el primer ser humano en pisar Marte?



muestran el rostro del futuro 2

El rostro actual apareció hace unos 200 mil millones de años. (Ilustraciones El Clarín/ Néstor Canavarro)


Otro elemento que va a cambiar el rostro es el alimento. Los especialistas consultados por el diario indican que “la dieta está modificándose y esto también cambia la forma de la cara”, según consideró David Perrett, investigador de la Universidad de Saint Andrews y autor del libro In Your Face.


muestran el rostro del futuro 3

El Homo habilis vivió hace 2,5 millones de años. Ilustraciones El Clarín/ Néstor Canavarro)


Los científicos puntualizan la forma que tendrá el rostro.

Nuestro cráneo continúa evolucionando, lo previsible sería que continuase con esa juvenilización en las proporciones craneales, lo que llevaría a una cara más reducida, con órbitas oculares proporcionalmente mayores, un mentón de menores dimensiones y una bóveda craneal más globular y desarrollada.


Podría interesarte:


Las células madre "reprogramadas" para atacar el Parkinson

La igualdad de género vista a través de la neurociencia

ETIQUETAS: Ciencia Medicina cuerpo humano
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS