La adicción a los videojuegos puede modificar la forma de tu cerebro

Georgette ValentiniLunes, 10 de diciembre de 2018 16:51

shares
Ciencia cerebro de los ninos cambia por pasar mucho tiempo en la pantalla

Es un hecho que el cerebro de los niños cambia por pasar mucho tiempo en la pantalla, pero aquí te decimos qué le sucede exactamente y cuáles son las consecuencias.


Tal vez de pequeño pasaste varias horas intentando rescatar a Zelda, pero seguro también pasaste gran parte de tu tiempo con una pista de coches o con tus muñecas. La realidad es que los niños de las nuevas generaciones pasan horas y hasta días frente a las pantallas de los videojuegos, y prácticamente es lo único que necesitan para ser felices.


Bueno, pues ahora sabemos algo nuevo: de acuerdo con un estudio del Instituto Nacional de la Salud (NIH) de EUA, el cerebro de los niños cambia por pasar mucho tiempo en la pantalla de aparatos inteligentes o videojuegos. ¡Sí, se modifica la forma del órgano!


cerebro de los ninos cambia por pasar mucho tiempo en la pantalla 1

Este tipo de actividad también ha generado graves índices de obesidad en los niños. (Foto: Mirror)


¿Cómo descubrieron esto?

Investigadores de más de 21 centros examinaron hasta ahora el cerebro de 4 mil 500 niños de entre 9 y 10 años para comprobar si el intenso consumo de videojuegos influye en su desarrollo.


Los cerebros fueron estudiados con resonancia magnética y en estas imágenes, explica la investigadora Gaya Dowling, se notan diferencias significativas en el cerebro de aquellos niños que utilizan tablets, smartphones y pasan más de siete horas diarias jugando videojuegos.



¿Qué sucede físicamente con el cerebro?

En estas imágenes se nota un adelgazamiento prematuro del cortex (corteza cerebral), encargada de procesar la información que envían los cinco sentidos al cerebro.


Este proceso de adelgazamiento de la corteza es considerado un proceso de envejecimiento; sí, suena terrible, pero de acuerdo a Dowling no está claro aún si esto es perjudicial para el organismo.

Aún no sabemos si se debe al tiempo que se pasa frente a las pantallas, ni si es algo malo.

cerebro de los ninos cambia por pasar mucho tiempo en la pantalla 2

Jugar con otro tipo de juguete sería muy útil para el desarrollo psicomotriz de los niños. (Foto: Jelleke Vanooteghem)


¿Otra desventaja del uso excesivo del uso de los smartphones?

Los teléfonos inteligentes son dispositivos cuyo uso puede generar una adicción seria y al incrementar su uso y pasar mucho tiempo frente a una pantalla, liberamos dopamina, la hormona del placer. Mientras más placer experimentos, mayor placer querremos experimentar, sobre todo un niño, cuyo control no depende de la conciencia de un daño a su organismo, sino que depende meramente del permiso que sus padres le den de pasar jugando.


Lee también: A ti que te encantan los tenis: Nike saca su diseño inspirado en el Playstation original


Los datos de la investigación del Instituto Nacional de la Salud demuestran que los niños que pasaban más de dos horas diarias frente a las pantallas de sus videojuegos o tabletas obtuvieron los peores resultados en los tests de razonamiento y lenguaje que se les hicieron.


cerebro de los ninos cambia por pasar mucho tiempo en la pantalla 3

La adicción de videojuegos no es exclusiva de menores de edad, hay adultos que sufren del mismo problema. (Foto: Alexander Andrews)


Este estudio no termina ahí; enn total serán examinados 11 mil niños que tendrán un seguimiento a lo largo de varios años para estudiar el impacto de las pantallas en su salud, en su desarrollo intelectual, e incluso social, pues sin duda este es un tema preocupante pues el desarrollo de las naciones depende en gran parte de las mentes brillantes.


Los resultados comenzarán a publicarse a principios de 2019.


Podría interesarte:

Revelan los juegos gratuitos de PlayStation para diciembre

Oops! Parece que se filtraron fotos del nuevo PlayStation 5

Georgette Valentini Georgette Valentini Coeditora titular. Medio Ambiente, Ciencia y Tecnología

Comunicóloga y ambientalista melómana.

COMENTARIOS