Fueron necesarias 109 horas de porno para crear este robot que da sexo oral

Sam AlvaradoMiércoles, 31 de octubre de 2018 17:33

shares
Ciencia autoblow juguete robot que da sexo oral con inteligencia artificial

Más de 100 horas de porno les dieron los conocimientos necesarios para aplicar todas las técnicas de sexo oral masculino al aparato.


Si eres hombre queremos preguntarte: ¿te comprarías un robot para que te dé sexo oral? Y no se trata de una muñeca gigante (y medio perturbadora), sino de una pequeña máquina que promete llevarte al cielo de los orgasmos. 


Denme cinco 

Tranquilos, primero les vamos a contar de qué se trata este proyecto. En 2014 salió al mercado Autoblow 2 y después de toda una campaña de éxito, este año se lanzó el Autoblow AI (la AI es de inteligencia artificial) bajo una campaña de financiamiento en Indiegogo. 


La meta era recabar 50 mil dólares para llevar a cabo el proyecto y sacar la versión IA al mercado, y lo lograron en muy pocos días. 



Lee también: Científicos descubren al culpable de tu falta de interés por el sexo


Pero a todo esto… ¿qué es el Autoblow? 

Se trata de un juguete sexual para hombres que consiste en una funda de goma en donde los hombres insertan su pene y tiene un motor que simula una sesión de sexo oral. 


¿Cuál es la novedad en el Autoblow AI? 

Que a diferencia de los modelos anteriores, el IA cuenta con un algoritmo de aprendizaje automático que cambia continuamente la técnica para darle placer al usuario de formas que jamás imaginó. 


¿Cómo lograron esto? Aquí es donde viene lo interesante y una bola de desarrolladores se metieron a un cuarto a ver más de 100 horas de porno para perfeccionar la técnica de la felación masculina. 



Brian Sloan, el creador del producto, quiso unir ciencia, sexualidad y tecnología, y para eso reclutó a un grupo de científicos, contó a Motherboard: 

Les dije que hicieran un juguete sexual para hombres que se enfocara en remera la experiencia de la felación y les pregunté si podían usar la IA para estudiar lo que realmente sucede durante el sexo oral, para que yo pudiera hacer que mi máquina las hiciera como un humano. Eso fue suficiente para hacer que siete compañías me dijeran casi de inmediato que el trabajo no era para ellas. Cuando pregunté por qué, no querían hablar sobre ello. 

A pesar de eso, la octava fue la vencida y ese equipo desarrolló el Blowjob Paper, una serie de cálculos, tablas y gráficos sobre los movimiento obtenidos de los videos de sexo oral y los tradujeron a diferentes movimiento que están disponibles en el Autoblow AI. ¿Cómo lo logra? Porque tiene una arquitectura de red neuronal. 


Lee también: ¡Oh, sí! Tu cara de orgasmo varía de acuerdo a tu cultura según este estudio


¿Y qué pasó con las 109 horas de porno? 

Esto es muy gracioso porque seis personas recopilaron los datos de todas esas horas de pornografía (mil 200 videoclips en total) y registraron los movimientos a partir de una animación de una cabeza que se desliza en un pene que podían mover ellos con el ratón de la computadora mientras miraban los videos. 



De ahí salió el modelo para traducir los movimientos a lo que hace el juguete, algo que tomó tres años. Así lo explican en el Blowjob Paper: 

Tratamos de cuantificar los movimientos “comunes” o “típicos” involucrados en el sexo oral realizado en hombres. Para ello analizamos un conjunto de datos que contiene más de 109 horas de video pornográfico, anotado en cada fotograba con la posición de los labios a lo largo del eje del pene. Utilizamos técnicas de cuantificación para descubrir dieciséis movimientos distintos y mediante estos movimientos diseñamos y evaluamos un sistema que genera secuencias de movimientos realistas mediante el aprendizaje profundo. 

El resultado final es el Autoblow AI que además tiene funciones como aumentar profundidad, velocidad y hasta tiene memoria para acordarse de tus técnicas favoritas. 


¿Te animas? 


Podría interesarte:

Descubre el nuevo condón que se lubrica mientras tienes sexo

¿Por qué podrías tener disfunción eréctil? Encuentran al gen responsable

El abuso sexual y emocional infantil deja una cicatriz en el ADN de las víctimas

ETIQUETAS: Ciencia Tecnología gadget
REFERENCIAS: Gizmodo
Sam Alvarado Sam Alvarado

COMENTARIOS