OPINIÓN: ¿A dónde se fueron todos los petrodólares de PEMEX?

José María RamosMartes, 27 de noviembre de 2018 18:04

shares
Ciencia a donde se fueron todos los petrodolares de pemex

¿Cómo se han utilizado los ingresos por ventas internacionales de petróleo?


La industria mexicana, aunque cueste imaginarlo hoy en día, ha pasado por épocas doradas y de abundancia. Momentos como la nacionalización de la industria petrolera y la fundación de Petróleos Mexicanos así como el descubrimiento del yacimiento petrolero gigante conocido como Cantarel.

 

Dichos momentos de orgullo nacional de tiempos pasados hacen difícil comparar con la industria petrolera mexicana actual en donde PEMEX a todas voces comunica pérdidas multimillonarias, desempleo, alza de precios, escándalos de corrupción y hasta una industria y mercado secundario de combustible robado comúnmente conocido como ‘huachicol’ en donde se sospecha intervienen tanto la delincuencia organizada como algunos medios o altos mandos de PEMEX.

 

Quisiera comparar desde un punto de vista social y gubernamental, pero sobre todo financiero, a México y a otro país petrolero en cuanto a cómo se han utilizado sus ingresos por ventas internacionales de petróleo y que queda hoy en día de los petrodólares que recibieron dichos.


a donde se fueron todos los petrodolares de pemex 1

La industria del petróleo. (Foto: quimicoglobal) 


Para evitar comparaciones injustas omitiré casos extremos como Venezuela y los países Árabes, me centraré en un país que en 1950, año en el cual México ya era potencia petrolera mundial, se dedicaba a la pesca y al negocio del transporte marítimo.

 

Este país es Noruega, que si bien tenía una economía y riqueza similar a Francia en su momento (nótese que la economía francesa así como gran parte de Europa estaba devastada por la Segunda Guerra Mundial), era más pobre que Inglaterra, Suecia y otros países menos afectados por la guerra. En pocas palabras México era más rico y próspero que este gélido país nórdico.

 

En 1959, Noruega así como Inglaterra decidieron explorar el remoto mar que separa a ambas naciones, el Mar del Norte. Dado que este mar presenta aguas profundas, la posibilidad de encontrar hidrocarburos no era amplia. Sin embargo, se encontraron depósitos de gas, y donde hay gas, hay petróleo. En el transcurso de los años 60, tanto Inglaterra como Noruega encontrarían enormes depósitos de petróleo en su respectivo cuadrante del mar.

 

Inglaterra rápidamente privatizaría su industria petrolera, dominada por British Petroleum o “BP” para con los impuestos que cobrara a dicha industria privada fondear apoyos y subsidios al pueblo y así mitigar el alto desempleo y la recesión que experimentaría Inglaterra entre 1979 y 1990 liderados por Margareth Thatcher.

 

Noruega seguiría otra ruta, sostendría estrictas leyes que mantendrían por lo menos 50% de las plataformas petroleras en manos del gobierno, fundando en 1972 la Petrolera Nacional Noruega: Statoil (ahora Equinor). Además, el gobierno noruego implantaría un impuesto de no menos de 78% sobre las ganancias referentes a la extracción de petróleo por el resto de las plataformas privadas. Cabe resaltar que Noruega a diferencia de Inglaterra explotó sus reservas petroleras con paciencia, logrando mucho mayores eficiencias de producción siempre pensando en el largo plazo.

 

a donde se fueron todos los petrodolares de pemex 2

Noruega abrió un fondo de inversión nacional. (Foto: Forbes)


Ahora viene lo más impresionante de la industria petrolera Noruega y cómo su gobierno la gestionó: no gastó ese dinero repartiéndolo entre su gente, aún no. No subsidió la gasolina u otro combustible, fuerte tentación para cualquier político buscando obtener favores, votos y preferencias políticas.

 

Noruega decidió, en 1990 abrir un fondo de inversión nacional, el que se convertiría casi treinta años más tarde en el fondo nacional más grande y rico del mundo, superando incluso a las fortunas acumuladas de Arabia Saudita y otros gigantes petroleros.

 

El torrente de petrodólares que empezó a fluir a las arcas del gobierno Noruego fue dirigido directito para el fondo, sin desvíos como de los que se entera cualquier mexicano al abrir el periódico. Hoy en día, el fondo noruego vale en total aproximadamente un billón de dólares, y no, no es un billón gringo, es un millón de millones de dólares. En un país de poco más de 5 millones de habitantes, si se repartiera estos recursos a cada habitante le tocaría nada más y nada menos que $200 mil dólares.

 

El fondo es tan grande y tan bien manejado por el Banco Central Noruego, que es dueño de aproximadamente 1.3% de todas las acciones corporativas del mundo que incluyen $29.6 mil millones de dólares distribuido entre acciones de Amazon, Apple, Aphabet, Facebook y Microsoft, así como $10.33 mil millones de dólares en acciones de los cinco principales jugadores y bancos de inversión de Wall Street: JPMorgan Chase, Goldman Sachs, Citigroup, Bank of America y Morgan Stanley.



Así es, cuando los accionistas mayoritarios de una empresa como Facebook por ejemplo, se reúnen para discutir hacia dónde va la empresa, es el Fondo Noruego, quien presiona y da la pauta para dirigir prioridades.

 

Para evitar corrupción y conflictos de interés el fondo prohíbe invertir su dinero en empresas noruegas, y su máxima principal es: está prohibido retirar dinero de este fondo, ¡jamás!, así es, como lo escuchas, el dinero puede entrar pero tiene un valvulita normativa que evita que salga.

 

Lo único que si sale y a lo que sí se tiene acceso es al interés que este fondo produce todos los años. De esta manera el gobierno y a su vez el pueblo noruego garantizan que si ese dinero se usa e invierte de manera cuidadosa y prudente, nadie matará a la gallina de los huevos de oro.

 

Una regla de dedo para hacer uso responsable de un fondo de inversión no importa qué tan grande o chico sea es de retirar a lo mucho 4% del valor del fondo al año. Esto asume que el fondo logrará ganancias o incrementos de por lo menos 4% en el mercado, bastante conservador, por lo que así se garantiza que el valor total de la montaña de dinero nunca se reducirá.

 

Si Noruega retira 4% del valor de su fondo anualmente, estaríamos hablando de 40 mil millones de dólares cada año, por lo cual cada habitante recibiría de una forma u otra 7 mil 600 dólares al año. Teniendo toda esta información en consideración, no es de sorprenderse que la calidad de vida de los Noruegos de primer mundo: atención médica y educación de primera garantizada para todos sus habitantes libre de costo.


a donde se fueron todos los petrodolares de pemex 3

Si sube el precio de la gasolina, sube el precio de los alimentos. (Foto: UCG) 


No es magia, alguien tiene que pagar todos estos servicios, pero son los intereses de petrodólares ahorrados, bien manejados quienes cubren todos los gastos de beneficencia social.

 

Ahora hablemos de México, para empezar si no trabajas en PEMEX seguramente no te beneficias ni te has beneficiado de vivir en un país que fue en su momento potencia petrolera. Claro, vivimos mucho tiempo con combustibles subsidiados y a bajo costo en comparación con otras partes del mundo, pero los subsidios a la larga son dañinos para la economía y para el orden social.

 

Los subsidios distorsionan la economía simulando que todo está bien y que las cosas son baratas cuando en realidad no lo son. Cuando un gobierno impone subsidios, aunque gana votos, el favor y la ovación de la gente, se está disparando en el pie por dos razones: la gente asumirá que el precio de bienes y servicios subsidiados como la gasolina en México es justa y no se moverá, mientras que al gobierno le sale cada vez más caro mantener dichas expectativas lo cual tarde o temprano acaba en tragedia, ¿te suena familiar?


a donde se fueron todos los petrodolares de pemex 4

La gasolina amenaza los precios de los alimentos. (Foto: Diario de Juárez) 


Encima de esto, los precios bajos artificiales reducen cualquier motivación a que la iniciativa privada compita, innove y cree soluciones similares. ¿Comienzas a entender por qué México está tan rezagado en el aspecto petrolero y tecnológico?

 

Una vez que se retiran los subsidios (no existe subsidio que dure para siempre), la gente sufre un fuerte golpe a sus finanzas personales, viéndose forzada a comprar los bienes y servicios ahora con precios reales, pero sin tener alternativas en el mercado.

 

Y aunque nuestro secretario de economía, el señor Ildefonso Guajardo diga que “los Pobres no comen gasolina, comen tortilla, pollo, leche y huevo”, es preciso dejar claro que el precio todo alimento, incluyendo la tortilla, el pollo, la leche y el huevo se ven afectado por el alza en el precio del combustible necesario para transportarlo a los consumidores. Así tal cual, sube el precio de la gasolina e inmediatamente sube el precio de la comida. Es por eso que es un indicador tan sensible para el pueblo, sobre todo para los más pobres a quienes pega más.

 

Lee también: OPINIÓN: La energía en nuestras venas


PEMEX al momento de explotar Cantarel así como varios otros pozos petroleros lo hizo con suma prisa. A pesar de contratar estudios carísimos de expertos petroleros internacionales (incluyendo noruegos) para determinar el plan de ataque y metodología óptima para explorar dichas reservas petroleras, estos planes rara vez se pusieron en práctica. La decisión venía de arriba y la producción tenía que ser de lo que el señor presidente dijera, háganle como quisieran.

 

Fue así como administración tras administración, la prioridad política y la necesidad de fondos urgentes prevalecería sobre el óptimo explotamiento de nuestras reservas petroleras.

 


El resultado y claro deterioro de nuestras reservas es claro después de varias décadas: alcanzando un máximo de 3.5 millones de barriles diarios, hoy en día PEMEX no alcanza los 2 millones. ¿Y qué hay que decir respecto a los millones que ingresaron a las arcas de la nación por venta y exportación de petróleo? ¿Acaso se invirtió? ¿Queda algo de esta gran riqueza? ¿Veremos los mexicanos algún beneficio?

 

Los árabes son fanáticos de gastarse su dinero en ciudades futuristas, lujos y palacios que si bien no ayuda en nada al habitante común y corriente por lo decoran la ciudad, dejando en claro a dónde se fue el dinero. Pero en el caso de México, ¿a dónde se fueron todos nuestros petrodólares?

 

Porque como se vió en el caso de Noruega, podemos ver la gran oportunidad que se nos fue de las manos: no sólo matamos a la gallina de los huevos de oro, sino que eliminamos una producción prácticamente ilimitada de huevos de oro.


Podría interesarte:

OPINIÓN: Las ineficiencias energéticas están destruyendo nuestro planeta

La ruta de la muerte: el camino del mexicano en el emprendimiento tecnológico

ETIQUETAS: Contaminación Ciencia
REFERENCIAS:
José María Ramos José María Ramos

Especialista en refinería de petróleo, biocombustibles e innovación tecnológica enfocada a start-ups.

COMENTARIOS